El 4% de Tamarán es palmera

19/02/2008

Los 250 palmerales naturales o silvestres y no urbanos existentes en Gran Canaria se extienden sobre 52,9 kilómetros cuadrados, lo que supone el 3,71% de la superficie de Tamarán, el nombre aborigen de la Isla. Es sólo uno de los muchos datos que descubre el atlas de estas poblaciones.

Una obra innovadora, pionera y didáctica en la que el trabajo de campo se combina con los últimos estudios y avances en biología molecular e información geográfica. Así es el Atlas de los Palmerales de Gran Canaria, el primer libro que señala con detalle la situación y localización de las poblaciones naturales de la palmera canaria, entre otras aportaciones. Los autores son Pedro Sosa Henríquez, Agustín Naranjo Cigala, Marco Márquez García, Alicia Escandell Bermúdez y Miguel Ángel González Pérez y acaba de ser publicado por la Obra Social de La Caja de Canarias.

Las 43.000 palmeras adultas censadas se distribuyen sobre todo en dos sectores: norte-nordeste y sur-sureste, que comprenden los barrancos de Guiniguada, Telde, Tirajana y Arguineguín. Una de cada cuatro (11.000) están en las 54 poblaciones de San Bartolomé, 7.600 en las 29 de Santa Lucía y 2.400 en las 21 de Mogán. En el norte destacan la capital (6.300 en 29 poblaciones), Santa Brígida (3.300 en 12) y Telde (2.800 en 19). En estos seis términos municipales están el 77,7% de las palmeras de Gran Canaria.

Los palmerales ocupan una superficie de 10,2 kilómetros cuadrados en la capital, 8,7 en San Bartolomé y 7,5 en Santa Lucía de Tirajana. Suman el 45,7% de la extensión que ocupan en la Isla. El que mayor área ocupa está en el barranco de Los Majanos (Ingenio), con 1,38 kilómetros cuadrados, y el que menos en Los Manantiales (San Bartolomé) y sólo tiene diez metros cuadrados.

102 palmerales viven entre Mogán, San Bartolomé y Santa Lucía de Tirajana, que acumulan el 41,6% de todos. El ejemplar más alto, de 31 metros, crece en una finca particular de plataneras del barrio de Tenoya, en Lomito Ciego, y la segunda es la de Paquesito, en Ingenio.