El 15-M los acusa de copular ante menores en San Telmo

ANTONIO F. DE LA GÁNDARA

Un juez de Las Palmas dejó este martes visto para sentencia el caso de una pareja acusada por el Fiscal de irrumpir en la acampada del movimiento 15-M en San Telmo, agredir a una activista y provocar a la congregación practicando la cópula y el sexo oral a la vista de todos, niños incluidos. Ellos lo niegan.

La representación del Ministerio Fiscal ante el Juzgado de Instrucción número 3 de la capital grancanaria solicitó este martes la imposición de una multa de 180 euros a Cristo Manuel S.M. y Alejandra del Pino D.T., dos vecinos de Las Palmas acusados de una falta contra el orden público presuntamente consumada en la noche del 23 de mayo pasado durante la acampada del movimiento 15M en el parque de San Telmo.

Los cargos que presenta la fiscalía contra los dos jóvenes parte de una denuncia formulada ante la policía por una miembro del propio movimiento ciudadano de los indignados. Según ésta, la pareja «de punkies» se personó a altas horas de la madrugada en la acampada y «comenzó a mantener relaciones sexuales en medio de toda la gente, sin ocultarse en ningún momento y llevando a cabo esta acción delante de menores de edad».

La mujer que acudió a la comisaría del distrito sur para denuncia a los supuestos alborotadores una vecina de la capital de 52 años que acampaba en San Telmo en aquellos días explicó en su denuncia que, tras consumar el acto sexual, la pareja agredió a patadas a una integrante del campamento que estaba leyendo un manifiesto y que les pidió que «dejaran de montar el espectáculo». Relató que, al recibir la patada, la integrante del movimiento de los indignados reclamó la presencia en el lugar de una dotación de la policía. Felación.

La denuncia continúa literalmente: «una vez se marcha del lugar la patrulla policial, éstos [los «punkies»] se pusieron con peor actitud, ya que el individuo se bajó los pantalones introduciendo su miembro viril en la boca de su pareja, comenzando a realizarle una felación en ese momento en el lugar donde se encontraban los niños pequeños de las personas que allí se encuentran también acampadas».

Los dos acusados acudieron al juicio de faltas sin abogado (no es preceptivo en este tipo de procesos) y negaron que la denuncia se ajustase a a realidad.

Temas

Juicio