Educación estudia alargar el curso para compensar el paro

15/02/2008

La consejera de Educación, Universidades, Cultura y Deportes del Gobierno canario, Milagros Luis, dijo ayer que se ha comprometido con los representantes de las asociaciones de padres y madres a estudiar la posibilidad jurídica de prolongar el curso no universitario, debido a las horas que se pierden por la huelga.

Milagros Luis Brito se pronunció de este modo tras reunirse con representantes de las federaciones de padres y madres de la enseñanza pública de las siete islas y de la Unión de Estudiantes de Canarias, y en una rueda de prensa en la que informó de los servicios mínimos establecidos para la huelga de la semana próxima.

La huelga, que podría afectar a unos 300.000 estudiantes, según la consejera, ha sido convocada por los sindicatos EA, UGT, STEC-IC y UCPL, y tendrá lugar el 18 de febrero en Gran Canaria, el 19 en La Gomera, El Hierro, La Palma, Fuerteventura y Lanzarote, el 20 en Tenerife y el 22 en todas las islas.

Los servicios mínimos establecidos por la Consejería de Educación para los días de huelga son en los centros de Secundaria un cargo directivo y un profesor por cada tres unidades de ESO; mientras que en las escuelas oficiales de idiomas, de arte y conservatorios de música es de un cargo directivo.

En los centros de enseñanza obligatoria, educación infantil y primaria y colectivos de escuelas rurales los servicios mínimos los integrarán un cargo directivo y dos profesores en los centros de hasta seis unidades; un cargo directivo y un profesor por cada dos unidades en los centros de seis unidades. Los servicios mínimos serán de un cargo directivo y el 50% a plantilla en las residencias escolares ordinarias, y de un cargo directivo y el 75% de la plantilla en las residencias y centros específicos.

‘No’ y ‘no’ a homologar.

La consejera Milagros Luis reiteró lo expresado en la entrevista publicada ayer en CANARIAS7: mantiene una actitud de diálogo «sin límites» de tiempo y de esfuerzo, pero insiste en que el acuerdo es posible sobre un incremento salarial de los profesores no universitarios vinculado a la mejora de la calidad educativa. El acuerdo es «jurídicamente inviable» en una homologación salarial con los funcionarios de la Comunidad Autónoma del mismo nivel y sin contrapartidas.

Los sindicatos se dirigen a padres y madres.

El comité de huelga del profesorado no universitario remitió ayer una ‘carta abierta’ a los padres y madres de Canarias en la que expresan su preocupación «por las alteraciones que puedan producirse en el normal desarrollo de la actividad escolar como consecuencia de la falta de voluntad negociadora de la Administración». El comité, achaca así la responsabilidad de la pérdidas de días lectivos como consecuencia de las jornadas de huelga a la Consejería de Educación. A su entender, la Administración es quien, con su «incapacidad para ofrecer respuestas satisfactorias» a la demanda de homologación salarial, ha provocado la actual situación.

La intención de esta carta, según explicaron los portavoces del comité, es explicar a los padres y madres los motivos de la batalla que mantiene el profesorado no universitario y buscar su «apoyo y solidaridad», lo que se traduciría en el hecho de que los padres, por ejemplo, no llevasen a sus hijos a clase los días de paro, si bien, la Federación de Ampas Confapacanarias ya ha hecho un llamamiento en el otro sentido, alegando que supone un trastorno a veces imposible de resolver, en los horarios de muchas familias. Las cuatro organizaciones han solicitado una mesa de diálogo con todos los agentes para abordar el asunto.