Dos niñas lo señalan y el juez lo manda a prisión

12/01/2008

Marcos Javier Rodríguez Cabrera durmió anoche en la cárcel de Salto del Negro, después de que dos niñas lo reconocieran como el hombre que intentó agredirlas y el juez ordenara su ingreso en prisión incondicional y sin fianza.

El titular del juzgado de Primera Instancia e Instrucción nº 2 de Telde, Óscar Rey, imputó a Marcos Javier Rodríguez Cabrera los presuntos delitos de detención ilegal en grado de tentativa, tenencia ilícita de armas y robo de vehículo, y ordenó su inmediato ingreso en prisión, según informó ayer el Tribunal Superior de Justicia de Canarias.

Marcos Javier Rodríguez pasó a disposición judicial a las 16.30 de ayer y estuvo prestando declaración ante el juez hasta las 21.10 de la noche. Según indicaron fuentes fidedignas, el reo, que se negó a declarar en las dependencias policiales, sí contestó a las preguntas que le hizo el juez, e incurrió en varias contradicciones en sus respuestas.
Entre las distintas diligencias que se practicaron anoche, jugó un papel determinante en el desenlace del caso una rueda de reconocimiento en la que participaron tres de las niñas que habían denunciado intentos de rapto y de agresión sexual. Entre ellas estaba Sandra Domínguez, la pequeña que sufrió el pasado viernes la tentativa de detención ilegal y que reconoció sin lugar a dudas a Marcos Rodríguez como su agresor.

Su madre, María José Plaza, destacó «el coraje con el que ha actuado la niña, mirando cara a cara a ese hombre y señalándolo como el que intentó raptarla. A mí me hervía la sangre», contó.

Según fuentes fiables, otra pequeña que sufrió un intento de agresión también en Telde y de la que no trascendió la identidad, también reconoció a Marcos Rodríguez.

Por el contrario, la tercera niña, a la que un individuo intentó agredir sexualmente en Vecindario, no identificó a Marcos. Su madre, Delmi, comentó con pesar que «el que atacó a mi hija sigue suelto, pero que al menos este individuo pague por lo que ha hecho a esas niñas».

Así y a raíz de los delitos que se le imputan, parece ser que sólo existen datos contundentes que demuestran que ha sido el autor del intento de rapto de Sandra.

Y mientras se producían estos hechos, la Brigada de la Policía Judicial de Las Palmas continuaba buscando a un hombre que lleva cinco días desaparecido de su casa y que, supuestamente, ha sido cómplice de Marcos Rodríguez
Además, los investigadores también trabajan para concretar si existe alguna relación de este suceso con anteriores desapariciones ocurridas en Gran Canaria, como las de Yeremi y Sara.