Caso Essscan

Dos ex cargos del PP, imputadas por fraude

01/12/2010

Dos ex cargos del PP en la Consejería de Sanidad, en la época de Mercedes Roldós, han sido imputadas dentro de una presunta trama de emisión de titulaciones falsas. Inmaculada Acosta y María Rosa de Haro eran las directoras de Essscan, entidad que certificaba esos estudios que nunca se realizaron.

Inmaculada Acosta y María Rosa de Haro, del Partido Popular (PP), son los dos ex cargos públicos canarios implicados en el marco de la operación Catis, en el que el Equipo contra el Crimen Organizado de la Guardia Civil investiga la concesión por parte de un sindicato de titulaciones falsas. Además, también está imputada Carmen Nieves Cáceres, secretaria general de la Escuela de Servicios Sanitarios y Sociales de Canarias (Essscan), y la persona que tenía más contacto y control con los cursos que se realizaban con la colaboración del organismo dependiente de la Consejería de Sanidad, según las fuentes consultadas.


Sin embargo, las mujeres aseguran desconocer cuáles son los delitos que se le imputan y fueron informadas por teléfono por la Guardia Civil de su situación.


La operación Catis, desarrollada por la Benemérita en Cádiz, Badajoz y Canarias, culminó con la detención de diez personas y la imputación de otras dos como presuntos autores de un delito de falsedad documental y estafa. Asimismo, se intervinieron más de 1,4 millones de euros procedentes de esta fraudulenta actividad.


Las investigaciones comenzaron en el mes de noviembre del pasado año, cuando los agentes fueron alertados de que un sindicato de Cádiz ofrecía títulos oficiales a cambio de determinadas cantidades de dinero.


Seguidamente, comprobaron que el Sindicato Independiente de Trabajadores de Cádiz (Sitca), previo pago de 80 euros y una fotocopia del DNI, proporcionaba diplomas y certificados de asistencia de cursos oficiales, sin recibir formación alguna. Gracias a estos diplomas se conseguían trabajos para los que se exigía una determinada titulación o mayor puntuación en las oposiciones para un empleo público.


Supuestamente bajo la tapadera de este sindicato, ya que sus miembros no realizaban actividad sindical alguna y carecían de instalaciones y medios para ejercer tal actividad, la organización falsificaba diplomas y certificados anunciándose incluso a través de Internet, para ofrecer diversos cursos organizados por instituciones y organismos oficiales o el propio Sindicato Independientes de Trabajadores de Cádiz. Precisamente Essscan era uno de esos organismos oficiales. El 14 de noviembre de 2004, Sanidad y el Sitca firmaron un acuerdo de formación continua. A través de ese acuerdo, Essscan validaba y convertía en oficiales esos cursos