Dolores campos deja un gran vacío en las letras

21/10/2007

Amigos, periodistas, lectores, escritores y familiares se reunieron ayer en torno a Dolores Campos-Herrero. Tristemente no se trataba de la presentación de su último libro, ni de un taller de escritura ni de un debate literario, sino de la despedida a esta escritora, periodista y activista cultural que dedicó su vida a su pasión; las letras.

Dolores Campos-Herrero (1954) murió en la noche del sábado a causa de una larga enfermedad. La noticia sorprendió a muchos de sus conocidos, porque la escritora, periodista y animadora a la lectura y escritura sobrellevó su dolencia con la mayor discreción para impedir que monopolizara su vida.

Inasequible al cansancio, Campos-Herrero siguió entregándose al placer de la escritura hasta hace unos días, como deja constancia en su blog alojado en www.archipielagonoticias.com

Licenciada en Ciencias de la Información, esta tinerfeña afincada en Gran Canaria ha escrito quince libros y tres plaquettes en los que ha cultivado la poesía, el relato y la literatura infantil y juvenil. También ha escrito guiones de series de televisión y de documentales.

Desde 1987 trabajaba en TVEC. También formó parte de la plantilla fundacional de CANARIAS7, diario con el que colaboró hasta la actualidad. Ha sido corresponsal de El País y ha escrito para Quimera, El viejo topo, El urogallo, Disenso, Alharafish, La plazuela de las letras o Cuadernos del Ateneo de La Laguna.