Detenidos en Agüimes por hacer y conectar a la red eléctrica una instalación ilegal

EFE

La Guardia Civil ha detenido a cuatro personas acusadas de estafa y otros delitos por haber hecho una instalación eléctrica ilegal y conectarla a la red sin permiso en una finca a cuyo propietario cobraron 4.000 euros en el municipio grancanario de Agüimes, según ha anunciado este viernes.

Alrededor de un año estuvo conectado ilegalmente a la red de suministro eléctrico sin saberlo el dueño de la finca, ya que los detenidos aseguraron ser empleados de la empresa que lo ofrecía y que habían enganchado sus instalaciones en la forma debida en 2012, y solo cuando ya estaba avanzado el 2013 el estafado se percató del engaño, se explica en un comunicado del instituto armado.

En él se relata que el contratante de los presuntos estafadores, identificados por las iniciales J.L.G., F.J.L.G., J.J.L.G. y F.L.P., contactó con ellos en 2011 y les encargó las instalaciones precisas para su finca porque se habían identificado como trabajadores de una compañía de suministro eléctrico.

Finalizados sus trabajos, los ahora detenidos conectaron en 2012 las instalaciones a la red de suministro de la compañía, a la que el dueño de la finca decidió dirigirse tiempo después, ya en 2013, para preguntar por qué no le llegaban recibos por su gasto de electricidad, respondiéndosele que sus instalaciones no estaba dadas de alta como debían.

La empresa envió entonces al lugar a inspector que le informó de que su instalación era "completamente ilegal", se relata desde la Guardia Civil.

Un cuerpo de seguridad al que decidió entonces denunciar los hechos la víctima de la presunta estafa, dando lugar a una investigación que concluyó con la localización y detención de los cuatro acusados, residentes todos ellos en Las Palmas de Gran Canaria.

Los cuatro detenidos fueron luego puestos a disposición del correspondiente Juzgado de Guardia de la localidad de Telde, se añade en la nota.