Detenidas dos personas por la presunta venta de estupefacientes

EFE

La Guardia Civil de Las Palmas de Gran Canaria ha detenido en Fuerteventura a dos personas que presuntamente tenían una plantación de marihuana, un secadero de esa sustancia, un laboratorio de hachís y un punto de venta de estupefacientes. En el marco de la Operación Jibia, el pasado 23 de septiembre se procedió a la detención de J.J.F.G., de 29 años de edad, y de M.M.A.B, de 26, como presuntos autores de un delito contra la salud pública. Las investigaciones se iniciaron el pasado mes de junio, cuando el cuerpo armado tuvo conocimiento de la existencia de una plantación de marihuana, así como un posible punto de venta de estupefacientes en la misma zona, tras un significativo número de aprehensiones efectuadas a consumidores en la vía pública. El dispositivo policial localizó la plantación e incautó en la calle diversos estupefacientes (hachís y cocaína) a personas que habían acudido a la finca investigada. Tras solicitar a la Autoridad Judicial una orden de entrada y registro, la Guardia Civil pudo incautar 38 plantas de Cannabis Sativa L, así como varios recipientes con hojas y cogollos de marihuana de diferentes variedades, en diversos estado de secado, así como polen de hachís y cocaína en roca. Los agentes también requisaron elementos para el pesaje, la elaboración, el corte, el envasado y la distribución de las citadas sustancias, productos químicos para el cultivo, dinero en efectivo, semillas de una amplia gama de variedades de cannabis y numerosos elementos electrónicos de gran valor, que podrían proceder del beneficio o comercio ilegal. Las incautaciones de los estupefacientes ascendieron a la cantidad de 21.245 gramos de marihuana, 17,1 gramos de cocaína y 46,7 gramos de polen de hachís, que hubieran alcanzado en el mercado ilegal un valor aproximado de 20.500 euros.

Temas

Droga