Desmantelada una red que introducía droga en Gran Canaria con correos humanos

EFE

La Policía Nacional ha desarticulado una red dedicada a la distribución de cocaína en Las Palmas de Gran Canaria que utilizaba a correos humanos para introducir la droga en la isla y ha detenido a nueve personas, informó este miércoles la Jefatura Superior de Policía de Canarias. Entre los detenidos está el líder de la organización, que negociaba personalmente las entregas con los compradores, se indica en un comunicado. Asimismo, un miembro del grupo, interno en la prisión de Salto del Negro, posibilitó desde ella contactos con varios destinatarios finales de la droga. La organización mantenía distintas medidas de seguridad, como reuniones personales, y disponía de gran cantidad de tarjetas telefónicas, ya que sus integrantes eran propietarios de un locutorio, desde donde realizaban sus contactos de forma segura. También poseían numerosas propiedades inmobiliarias en las que almacenaban el estupefaciente, lo que dificultó su localización. La organización estaba perfectamente estructurada, de forma que su líder negociaba el precio de la droga de forma directa con los compradores finales y gestionaba la forma en que se ejecutaban las entregas. Por debajo de él había otras dos personas, presentes siempre en todas las reuniones y encargadas de hacer entrega de la cocaína a los siguientes escalones de la red, para que a su vez se distribuyera a los destinatarios finales. Las investigaciones permitieron la detención de nueve personas cuando preparaban una entrega de cocaína, y durante el operativo policial otro integrante de la organización logró huir tras tratar de embestir con su vehículo a los agentes y tirarse por un barranco mientras era perseguido. En los registros domiciliarios practicados los agentes se incautaron de 1.500 gramos de hachís y 110 gramos de cocaína, una pistola y una escopeta, tres vehículos, una máquina de contar dinero, una báscula de precisión y gran cantidad de teléfonos móviles. La investigación continúa abierta y no se descartan nuevas detenciones.