Desmantelada una red ide tráfico de coca con Perú con ramificaciones en Gran Canaria

CANARIAS7

La Guardia Civil y la Policía Nacional del Perú han detenido a 25 personas en Las Palmas, Barcelona, Madrid y este país andino, como presuntos miembros de una banda dedicada al tráfico de cocaína entre ambos estados.

La operación se ha bautizado como Palmero y ha supuesto la detención de doce españoles, cinco dominicanos, tres venezolanos, cuatro peruanos y un mexicano, informa la Guardia Civil en una nota de prensa El cuerpo armado informa de que se ha desmantelado un laboratorio de adulteración de cocaína y se han incautado 25 kilos de esta droga. Las investigaciones se iniciaron cuando el Equipo Contra el Crimen Organizado (ECO) de la Unidad Central Operativa de la Guardia Civil con sede en las Palmas de Gran Canaria tuvo conocimiento de una organización que introducía partidas de cocaína en Canarias. Estos envíos procedían de Perú y llegaban a través de los aeropuertos de Madrid-Barajas y Gran Canaria. Tras las primeras averiguaciones se pudo saber que la organización utilizaba dos maneras distintas para la instrucción de la droga en España: O bien ocultaban la droga en en el estómago o la vagina de mensajeros, a los que se conoce como "mulas" en el argot. O bien, ocultaban la droga en equipajes de mano, en fajas elaboradas artesanalmente, y los embarcaban rumbo a España..

Según la nota de la Guardia Civil, una vez que el avión aterrizaba en el aeropuerto de Madrid-Barajas, dos empleados de una empresa de servicios de atención a disminuidos físicos, pertenecientes a la organización, aprovechaban su acceso al aparato para adosarse las fajas al cuerpo y sacarlas del recinto. Tras sacar la droga, la entregaban a otros miembros de la organización que se encargaban de hacerla llegar a los cabecillas de la red en Barcelona, que a su vez la trasladaban a un piso de la ciudad condal que utilizaban como laboratorio, donde se procedía a su corte y adulteración, multiplicando de esta manera considerablemente su cantidad. La información obtenida por la Guardia Civil tras las detenciones en España fue trasladada a la Policía Nacional del Perú, que procedió a la detención en ese país de otras seis personas, a las que se les incautaron entre otros efectos más de 5 kilos de cocaína preparada para su traslado a España.

Temas

Droga