Desalojan un área de los juzgados por pulgas

ETIQUETAS:

Una virulenta plaga de pulgas obligó ayer al juez decano de Las Palmas, Miguel Losada, a ordenar la clausura temporal de la sala de notificaciones del edificio de los Juzgados de Granadera Canaria, utilizada habitualmente como sede del Colegio de Procuradores en el edificio judicial.

Según confirmaron diversas fuentes a este periódico, la plaga se hizo evidente cuando varios procuradores y empleados del colegio profesional descubrieron que tras hacer sus gestiones diarias en el inmueble comenzaba a sentir picores por diversas partes del cuerpo que se convertían en ronchas.

Concretamente, un miembro del personal del Colegio de Procuradores tenía ayer los dos brazos severamente afectados por picotazos de pulgas.

Ante la evidencia de que las dependencias (ubicadas en la planta baja del edificio, donde anteriormente se encontraba el Juzgado de Primera Instancia número 6) alojaban a una plaga de pulgas, Miguel Losada ordenó la clausura de las instalaciones y dio cuenta del problema a la Dirección General de Relaciones con la Administración de Justicia, que hoy enviará al local a operarios de una empresa de fumigación.

Se prevé que las dependencias vuelvan a funcionar hoy mismo.

La noticia de la plaga de pulgas era la comidilla en la sede judicial durante la mañana de ayer. La mayoría de los profesionales forenses se lo tomaron con humor y como una molestia pasajera.

La culpa, de unos gatos

Fuentes de los procuradores apuntaron que , al parecer, la plaga de pulgas fue provocada por la presencia de una banda de gatos que lograron instalarse en la zona por las obras de reforma que se están llevando a cabo en el edificio. Al día de ayer, los mininos aún no habian sido detenidos.