Denuncian al Ayuntamiento de La Oliva por verter aguas fecales sin depurar

EFE

Un vecino de El Cotillo (Fuerteventura), Cirilo González, ha denunciado ante la Fiscalía de Medio Ambiente de Canarias que el Ayuntamiento de La Oliva vierte aguas fecales de la depuradora de la localidad, pero sin tratar, en distintos puntos del municipio. En declaraciones a EFE, el vecino ha informado hoy de la denuncia ante el estado en el que se encuentra la Estación Depuradora de Aguas Residuales (EDAR) que se construyó hace 18 años a unos veinte metros de su casa y a unos cien metros del mar. Según consta en su denuncia, se trata de una obra "indebidamente ejecutada", ya que es "una fosa a cielo abierto sin obras para adecuar las instalaciones, sin impermeabilizar y por debajo del nivel del mar, lo que supone que se están filtrando las aguas sucias, además de contaminando la atmósfera con las partículas en suspensión". De esta manera, ha asegurado que no sólo se filtra al mar sino que "es práctica habitual por parte del ayuntamiento recoger el agua con vehículos municipales o particulares y después usarla para regar" y que incluso "se ha visto en el pueblo cómo la echan en puntos a 200 metros de la casa consistorial". Además, ha comentado que es frecuente que el EDAR se rebose especialmente los fines de semana, los periodos vacacionales y cuando llueve, lo que hace que las aguas corran por la vía pública y "se conviertan en un fangal de excrementos que supone claramente un foco de infección para los ciudadanos". A esto se le une, según el demandante, los insectos y el hedor "claramente inaguantable" para las personas que viven cerca de la depuradora y que produce dolores de cabeza, náuseas, insomnio o mareos. A su juicio, esta situación supone "un delito contra el medio ambiente y también contra la salud pública por parte del ayuntamiento" y por eso se ha decidido a denunciar lo que ha considerado "una obra clandestina dentro de una zona urbana que se convierte en un foco de infección". El vecino ha asegurado que esta situación la ha puesto en conocimiento del Seprona, del Gobierno de Canarias, del Cabildo Fuerteventura y del Consejo Insular de Aguas, sin que nadie haya dado contestación ni solución al problema. Por su parte, la alcaldesa de La Oliva en la pasada legislatura, Rosa Fernández, ha comentado que ha sido durante su mandato cuando "se han hecho todos los esfuerzos para conseguir suelo y financiación para la nueva depuradora que en estos momentos ha sacado a licitación el Gobierno de Canarias". Y, en este mismo sentido, ha afirmado que "sí se han sacado cubas con aguas residuales de esta depuradora, pero siempre para llevarlas al EDAR de Corralejo o a cualquier punto que tenga conexión con este".