Del enfado a la polémica de Los Chancletas

14/02/2006

La polémica por la actuación de Los Chancletas el pasado sábado en la final de murgas del Carnaval Latino no ha hecho más que empezar. Los miembros del grupo aseguran que la alcaldesa capitalina, Pepa Luzardo, interfirió en la decisión del jurado y por ello se plantean presentar una denuncia.

ETIQUETAS:

Día trepidante el de ayer para el presidente de la murga Los Chancletas, Francisco Dávila, con visitas a los grupos de la oposición en el Ayuntamiento capitalino, a la concejal de Carnaval, María Isabel García Bolta, y a un abogado para, «con toda la información recopilada decidir qué medidas tomamos», explicó el murguero. 

Una decisión que tomarán en asamblea, entre la noche de ayer o la de hoy, de forma mancomunada entre las más de 100 personas que componen Los Chancletas y las Ladys Chancletas. Entre las opciones se baraja desde dejar las cosas como están a presentar una denuncia en los juzgados contra la alcaldesa, Pepa Luzardo, por interferir en la decisión del jurado, o la impugnación del resultado de la final de murgas, que es compatible con la denuncia anterior.

Dávila considera denunciable el hecho de que la alcaldesa, según su versión, se le encarase tras la actuación y le espetara que «nos iba a descalificar, a lo que yo respondía que quién era ella para meterse en el Carnaval». De hecho, asegura, no fueron descalificados por la firmeza del responsable de la asociación de murgas Fiam, a la que pertenecen, Javier Torrero. «Pepa Luzardo se levantó tras la actuación y le dijo al presidente del jurado, el concejal de Salud Pública, Mercados, Consumo, y Cementerios, Fernando Morales,  que Los Chancletas estaban descalificados, lo que me repitió a mí, a lo que le respondí que no hay cláusula ninguna en las bases que permita esa descalificación y por tanto le aseguro que si descalifican a esta murga el concurso se suspende», explica Torrero. A instancias de Luzardo, continúa, «hubo una segunda petición de descalificación, esta vez del también concejal popular, Melchor Camón, al que le respondí lo mismo». Pero, en su opinión, como no se atrevieron a descalificarlos por el lío que se podía organizar dieron mínimas puntuaciones. «Las puntuaciones de todos superaban en general los 35 puntos y la del concejal era de 23».

Petición de expediente

Agentes de la Policía Local capitalina incautaron tras la actuación de la murga la placa y el uniforme original utilizados y que pertenecen a un agente en prácticas de otro municipio grancanario, según confirmó  el concejal de Seguridad y Movilidad Ciudadana, Paulino Montesdeoca. El concejal aseguró que se informará al municipio correspondiente -presuntamente Telde a falta de confirmación oficial- y se solicitará que se imparta una sanción al agente, antiguo miembro de Los Chancletas.

Una acción inesperada

La clave de la polémica, aparte de la placa y el uniforme verdaderos, es que en la interpretación el policía golpea a indigentes. «Fue algo inseperado, no estaba previsto que golpeara a los indigentes, sólo que les llamara la atención para que se fueran, basta escuchar la canción para darse cuenta ni tampoco sabía que llevaría un uniforme de verdad», expuso Dávila. «Ha sido un error y pedimos perdón, incluso hemos ido a la sede de la Policía Local para hacerlo».