Dávila pide a los partidos que apoyen las cuentas de Rajoy

B. Hernández
B. HERNÁNDEZ

La consejera de Hacienda, Rosa Dávila, apeló este martes a la «responsabilidad» de los grupos parlamentarios para pedir su respaldo a los Presupuestos del Estado para 2017 y que el Gobierno central no tenga que recurrir a una prórroga de las cuentas. Todos los partidos coincidieron en que esta posibilidad sería una «mala noticia» para Canarias.

En una comparecencia parlamentaria solicitada por Podemos para explicar los efectos directos de la prórroga de los Presupuestos Generales del Estado, la consejera de Hacienda reclamó a los partidos políticos «sentido de Estado» para que los presupuestos del Estado superen el trámite parlamentario y Mariano Rajoy no tenga que proceder a una prórroga de las cuentas de 2016. En este camino, señaló, «Canarias es una de las Comunidades que más se juega», una afirmación que fue compartida por la totalidad de los grupos. A juicio de Dávila, para las Islas es «fundamental» que se apruebe el nuevo presupuesto porque contempla asuntos «muy importantes», como la recuperación de las partidas correspondientes a los convenios bilateral, la aprobación del REF económico o la posibilidad de recibir recursos adicionales para la financiación de los servicios públicos esenciales. Además, tal como explicó la consejera, el compromiso de Madrid de desvincular el REF del sistema de financiación quedaría en «papel mojado» si se prorrogan las cuentas. Para Dávila, este escenario también podría afectar la «incipiente» recuperación económica y de empleo. Frente a esta posibilidad, la consejera confía en que las nuevas cuentas salgan adelante y que todas estas partidas comprometidas para las Islas queden registradas por el Ejecutivo central en el proyecto de ley inicial, sin tener que acudir al proceso de enmiendas. La portavoz de Podemos, Noemí Santana, apuntó que prorrogar las cuentas sería «extremadamente perjudicial» para el país y acusó al PP de anteponer sus intereses partidistas al interés general, «con el apoyo de Coalición y PSOE». Al respecto, hizo hincapié en que el Gobierno en minoría del PP «tiene pocas ganas» de llevar el Presupuesto al Congreso porque «el debate desgasta y se vería obligado a ceder para sacarlo adelante». Por su parte, el portavoz socialista, Iñaki Lavandera, señaló que la debilidad del Gobierno de Fernando Clavijo «les está empujando» a entregar su única acta en el Congreso al Partido Popular «a cambio de recabar su apoyo en la Cámara canaria». Indicó que al Partido Socialista nadie le da lecciones de responsabilidad: «Sabemos cual es nuestro papel y qué rendimiento podemos sacarle para ayudar a los ciudadanos». En este mismo sentido se expresó el dirigente y portavoz de Nueva Canarias, Román Rodríguez, al asegurar que el PP incumplirá sus compromisos con Canarias pero «CC no puede hacer nada porque está en manos» del líder popular, Asier Antona. La consecuencia de echar al PSC del Gobierno, dijo Rodríguez, es «que han quedado a la intemperie». En cuanto a la negociación del Presupuesto estatal, indicó que si Rajoy llama a su diputado, Pedro Quevedo, para negociar «nos sentaremos. Por responsabilidad y con la referencia del interés general».