Dávila descarta que Montoro recule en premiar a Canarias

Almudena Sánchez
ALMUDENA SÁNCHEZ

La consejera de Hacienda del Gobierno autonómico, Rosa Dávila, no contempla que su colega en el Estado, Cristóbal Montoro, se desdiga de dar condiciones ventajosas en la financiación a Canarias, después de que la Comisión Europea pidiera ayer a España un "ajuste fiscal" de más de 8.000 millones entre 2016 y 2017.

El Gobierno canario celebró oír en abril al ministro de Hacienda, Cristóbal Montoro, que ofrecería condiciones "ventajosas" de financiación a las comunidades autónomas que han cumplido con el déficit estipulado, País Vasco, Galicia y la Comunidad Canaria.

Desde entonces, la consejera de Hacienda, Rosa Dávila, está pendiente de que se concreten esas condiciones en una reunión que mantendrá el presidente, Fernando Clavijo con Montoro posiblemente la semana próxima.

Por el camino se ha cruzado la Comisión Europea, que este miércoles volvió a exigir a España un "ajuste fiscal" de 8.000 millones y una sanción de, aproximadamente 2.000 millones por incumplir el objetivo del déficit, postergada a julio.

Ayer, Dávila dijo que "en principio, no tendría que tener ningún impacto" este escenario en el compromiso que adquirió Montoro hace un mes. Reiteró que Canarias está reconocida como una de las comunidades autónomas "cumplidoras y no nos sentimos concernidos por el ajuste que pide Bruselas".

Culpa. Sin embargo, el ministro de Hacienda ha culpado de forma permanente a las comunidades autónomas de saltarse el déficit y les ha cargado con los recortes en mayor medida que la Administración General del Estado.

Ante ello, la consejera de Hacienda dejó claro que el "incumplimiento viene del Estado, por lo tanto es al Estado al que le corresponde aplicar el ajuste exigido por la Comisión Europea, no a las comunidades autónomas ni tampoco a la cuenta de la Seguridad Social".

Su homóloga en Baleares, Catalina Cladera -junto a la que se reunió Dávila para hablar sobre el sistema de financiación autonómica-, señaló que, "mientras no dispongamos de los recursos suficientes para sostener los servicios básicos, no nos pueden pedir más ajustes".

Cladera ahondó en que "quien no ha hecho los deberes es el Estado", y se mostró de acuerdo con Canarias en la necesidad de "modificar" la Ley de Estabilidad Financiera y "acabar con esta política de austeridad que lastra el crecimiento y deja sin financiar los servicios esenciales".

Rosa Dávila subrayó en "revisar" la regla de gasto.