Cuerpo en Alemania, mente en el derbi

Con el objetivo ya alcanzado, el Herbalife Gran Canaria juega hoy físicamente en Alemania ante el Artland Dragons Quakenbrueck pero pensando más en lo que le espera el próximo domingo en el Arena, con la visita del Iberostar Tenerife en la Liga Endesa.

Óscar Hernández Romano
ÓSCAR HERNÁNDEZ ROMANO

l duelo de esta tarde (19.30 horas) es intrascendente para grancanarios y teutones. Solo hay en juego la honrilla del Artland Dragons, colista del grupo y que querrá despedirse de la competición dedicándole un triunfo a su afición. Con solo una victoria en su haber (ante el Cantù francés a domicilio, 77-78), el grupo alemán no sabe lo que es aún ganar en su guarida. Y hoy tiene la última oportunidad de hacerlo ante los grancanarios.

Para el grupo claretiano el objetivo es claro. Lo más importante será comprobar el estado físico de tres hombres que se han perdido las últimas citas. Tres piezas fundamentales como lo son los ala-pívots Ian O’Leary, Levon Kendal y DaJuan Summers.

La cuenta atrás para el derbi (domingo, 12.00 horas) está en marcha, y recuperar efectivos es fundamental para no fallar en una de las citas marcadas en rojo en el calendario oficial del Herbalife.

Reneses no cuenta hoy para la cita en tierras teutones ni con Fabio Santana, que tiene para rato con su distensión de los ligamentos colaterales de la rodilla derecha y una fractura de la meseta tibial, ni tampoco con Tomás Bellas, que tras jugar en Badalona regresó al día siguiente a Gran Canaria como medida de precaución debido a las molestias en su rodilla derecha que arrastra desde hace días.

Minutos por lo tanto los que disfrutará el joven canterano Joaquín Portugués, que la pasada semana debutaba con el primer equipo jugando unos minutos ante el Dijon francés. Como minutos, y de calidad, esta teniendo el también joven jugador de la cantera Mouhamed Barro, ala-póvot senegalés que no ha desentonado en sus actuaciones.

Pero sobre todo será turno de probar sensaciones físicas para O’Leary, Summers y Kendall. Sin forzar ni un ápice la maquina, pero conscientes de que el domingo sí que le aguarda una prueba muy exigente en el derbi. Y en la competición que peor se le da este curso. Porque el duelo de hoy no le sirve al Gran Canaria para mucho más que como banco de pruebas.