"Cuando se descubra petróleo, el país lo anunciará"

28/10/2014

El ministro marroquí de Energía y Minas, Abdelqader Amara, dijo este martes en Rabat que "cuando Marruecos descubra petróleo, el país lo anunciará", puntualizando así los anuncios aparecidos la pasada semana sobre el hallazgo de un yacimiento en la costa atlántica de Marruecos, frente a las islas Canarias.

Amara, en una conferencia de prensa en Rabat, vaticinó que su país descubrirá "algo positivo" dentro de unos tres años, y ese descubrimiento permitirá a Marruecos reducir su dependencia energética, cifrada actualmente en el 97 %.

El ministro marroquí matizó que este descubrimiento no significaría que Marruecos "se convertirá en un país petrolífero", es decir, exportador.

Los resultados que anuncian las compañías exploradoras presentes en Marruecos "no significan que han encontrado algo comercializable", subrayó Amara, que explicó que estas empresas extranjeras suelen comunicar periódicamente el avance de sus trabajos como política dirigida a los especialistas del sector.

La compañía Genel Energy anunció recientemente haber encontrado frente a las costas de Sidi Ifni, en el Atlántico, antes de que Oficina Nacional de Hidrocarburos marroquí (ONHYM, siglas en francés) matizara que se trataba solo de "indicios de crudo" pero que es prematuro pronunciarse "sobre el potencial real" de ese descubrimiento.

Asimismo, Amara insistió sobre la importancia de las perforaciones realizadas hasta ahora tanto en tierra firme como en alta mar (offshore) en Marruecos, como una estrategia para reducir la enorme dependencia energética del país en el exterior.

Marruecos, según Amara, apuesta por una "transición energética" que se manifestará en la contribución de otras energías renovables (eólica y solar) con un 42 % en el horizonte de 2020, y cambiar la estructura de la energía fósil, según los resultados de las prospecciones llevadas a cabo en el país, entre otras.

El ministro marroquí indicó que Marruecos dispone de 900.000 kilómetros cuadrados de yacimientos sedimentarios; de ellos, solo se han perforado unos 400.000 kilómetros cuadrado en las que actúan un total de 34 compañías, esencialmente extranjeras.