Las Palmas de Gran Canaria

Costas proyecta una playa artificial en San Cristóbal

La Dirección General de Costas pretende recuperar la vieja playa de Las Tenerías que quedó sepultada por la autovía en los años 60. Para ello, se ha proyectado la construcción de dos diques entre el castillo de San Cristóbal y la escultura de la Lady Harimaguada. La nueva playa tendrá 550 metros.

Costas quiere culminar las actuaciones previstas en el frente litoral de la capital grancanaria, dentro del convenio suscrito con el Gobierno canario, con la creación de una playa artificial que irá entre dos diques. La nueva rada estará ubicada entre el Torreón de San Pedro Mártir -el castillo de San Cristóbal- y la escultura de Lady Harimaguada.

El objetivo es recuperar la playa de Las Tenerías, que fue ocupada por la construcción de la autovía en los años 60. Además, se pretende acondicionar la actual playa que hay junto al castillo, en un remedo de la vieja playa La Caleta de Arriba.

La playa de arena que ha proyectado Costas tiene una longitud de unos 550 metros y una anchura mínima de 30 metros en su parte central. La zona más ancha es la del extremo norte, con unos 80 metros, mientras que la zona sur tendrá unos 55 metros, según se desprende de la memoria resumen del Proyecto de la Playa del Castillo de San Cristóbal que la empresa Trama Ingenieros ha realizado para el Ministerio de Medio Ambiente.

El informe además indica que el sedimento para la playa tendrá un tamaño medio de un milímetro.

En cuanto a la otra playa, la pegada al castillo de San Cristóbal, tendrá una longitud de 230 metros, con una anchura mínima de 15 metros.

Los ingenieros que han elaborado el informe para el Ministerio de Medio Ambiente calculan que «para la formación de las playas se precisa efectuar rellenos con arena (66.000 metros cúbicos), gravas (18.000 metros cúbicos) y detritus de cantera (144.000 metros cúbicos), procedentes de yacimiento terrestre o submarino autorizado». Sin embargo, no se aclara de dónde se extraerá la arena.

Los diques.

La actuación prevista por Costas requiere la construcción de dos diques. El que está en el tramo norte tendrá una longitud de unos 260 metros y alcanzará una profundidad de unos cinco metros. El del extremo sur tiene forma de L, de modo que el tramo perpendicular a la costa tendrá una longitud de 165 metros, mientras que el tramo paralelo a la costa medirá unos 150 metros.

Para la construcción de los diques se requiere 70.000 metros cúbicos de detritus de cantera y 160.000 toneladas de escollera. Además, se prevé construir bloques de escollera, cuya construcción requerirá 24.000 metros cúbicos de hormigón, 16.000 toneladas de arena lavada, 30.000 toneladas de árido de machaqueo y 4.000 metros cúbicos de agua.

En cuanto a su impacto, los diques modificarán de manera definitiva la hidrodinámica marina que hay en la zona.

Alegación de Turcón.

El colectivo Turcón-Ecologistas en Acción ha anunciado ya que va a presentar «las oportunas sugerencias y alegaciones al Ministerio de Medio Ambiente» ya que consideran que «la regeneración de playas no está debidamente justificada hasta que no se aclare la procedencia de las arenas». Los ecologistas recuerdan su rechazo al dragado de arena de Pasito Blanco.