Costa Antigua reclama atención

27/03/2013

Los vecinos de Nuevo Horizonte, los grandes olvidados del Ayuntamiento de Antigua durante décadas, pagan impuestos como todo el mundo, pero «sin recibir nada a cambio». No recuerdan cuándo fue la última vez que se asfaltó una calle, se instaló una farola nueva o se regaron los árboles. Tan hartos están los vecinos que hasta barajan crear un partido político.

Una farola derribada por su propio óxido dificulta el paso en una acera de Nuevo Horizonte. Los cables que sobresalen tan solo están cubiertos con un plástico y unas cuantas tiras de cinta adhesiva. En los alrededores juegan los niños y todavía no ha ocurrido ninguna desgracia. Se trata solo de un ejemplo más del «abandono total» en la prestación de servicios por parte del Ayuntamiento de Antigua y que denunciaron ayer el presidente de la Asociación de Vecinos de Costa Antigua, Giuseppe Signorino, y su vicepresidente, Ricardo Baña.

«Hemos intentado tender puentes de diálogo con el Ayuntamiento, pero únicamente escuchamos buenas palabras y ninguna acción», explicaron. Los vecinos están hartos de la falta de iluminación nocturna, de los agujeros en un asfalto que no se arregla desde que se puso, de la inexistencia casi total de aceras, de la acumulación de basura en los solares o de que no se cuiden y rieguen los pocos árboles que quedan. La localidad ni siquiera cuenta con una plaza o un parque público para que jueguen los niños. No hay papeleras, bancos para sentarse ni demás mobiliario urbano. Los apartamentos de algunas urbanizaciones se han convertido en pisos patera y en otros se han instalado okupas.

La inseguridad ciudadana es otro problema en Costa Antigua. Los vecinos culpan al Ayuntamiento del «proceso de degradación social», porque «cuanto menos servicios se prestan más se está contribuyendo a generar una población de riesgo y a la formación de guetos». 

Los vecinos están dispuestos a cambiar esta situación de precariedad social y, si es necesario, presentarse a las elecciones con un partido político que defienda sus derechos. «Los ciudadanos, aburridos de la mala gestión política, hemos decidido tomar las riendas del destino de nuestro pueblo», añadieron.  

Inversiones. El edil de Obras y Servicios, David Alberto, aseguró ayer que se ha reunido tres veces con los vecinos y que «conocen las iniciativas del Ayuntamiento». En este sentido, «se dedicarán 100.000 euros a pavimentación y alumbrado», partida que recoge el Presupuesto de 2013. Además, Alberto dijo que «se está trabajando con Aguas Mixtas de Antigua y el Consejo Insular de Aguas para eliminar la estación de bombeo y la depuradora y derivar las aguas residuales a la depuradora de Montaña Blanca, cuyo proyecto supondrá una inversión de 500.000 euros».

Por su parte, el edil de Medio Ambiente, Andrés Díaz, informó de que «en los últimos meses se han realizado podas de palmeras y pinos, se han pintado bordillos en rotondas a las que además se ha añadido grava». La nueva ordenanza de limpieza se ajustará a la Ley de Residuos y Suelos Contaminados, que establecerá las infracciones y sanciones por deposiciones animales, vertidos de basuras, etcétera. Díaz afirmó que en Costa Antigua ya «hay expedientes abiertos a propietarios de solares por falta de limpieza».