Corralejo abre el primer secadero de pescado homologado de Canarias

03/08/2012
ETIQUETAS:

Los pescadores del norte de Fuerteventura están de enhorabuena. La Cofradía de Corralejo cuenta desde ayer con el primer secadero de pescado homologado de Canarias. Es una instalación novedosa que permitirá abrir nuevas vías de comercialización de los productos del mar.

El presidente del Cabildo, Mario Cabrera, la consejera de Agricultura, Ganadería y Pesca, Rita Díaz, y la alcaldesa de La Oliva, Claudina Morales, acompañaron al patrón mayor de la Cofradía, Cleofé Carballo, durante la inauguración.

Mario Cabrera señaló que "hay que valorar la demanda comercial de esta experiencia, ya que si es positiva se podría extender gradualmente al resto de Cofradías".

Rita Díaz explicó que "esta inversión permitirá la introducción del envasado al vacío y, por tanto, una mejor salida comercial para las jareas y el pescado salado".

Claudina Morales expresó su satisfacción por la apertura del secadero de pescado, "una antigua aspiración de los trabajadores del mar y hoy un revulsivo para el sector".

Cleofé Carballo recordó que "los pescadores de Fuerteventura siempre han jareado pescado y otras especies marinas, pero ahora podremos hacerlo con más garantías".

La Cofradía de Corralejo ha construido, con la aportación económica del Cabildo, el primer secadero de pescado homologado de Canarias para poder comercializar su producción con plenas garantías sanitarias. Además, permitirá introducir novedades como el envasado al vacío que facilitarán líneas de comercialización alternativas.

La nueva obra se ha realizado aprovechando las infraestructuras existentes de la Cofradía, que también se han adecentado con el fin de mantener un nivel de calidad óptimo en todo el complejo. Entre otras mejoras, se han adecentado las instalaciones eléctricas, la red de cañerías, los aseos y otras dependencias interiores de la Cofradía.

En total son 112 metros cuadrados que incluyen un secadero de mallas de acero inoxidable (que también hacen de mosquitera) con líneas de tendido en su interior a distintos niveles (lo que permite la deshidratación eólica y solar de los animales marinos) y una zona habilitada en el interior de la Cofradía para la preparación del pescado antes de su tendido.

La apuesta del Cabildo por la promoción y refuerzo de las distintas actividades del sector primario se evidencia en la construcción de este secadero, así como en múltiples iniciativas adoptadas para favorecer la actividad ganadera y agrícola y la posterior comercialización de sus productos.