Condenado a muerte por vender hormigas a precios exagerados

15/02/2007

Un tribunal de la provincia nororiental de Liaoning ha sentenciado a muerte a un ejecutivo por estafar a más de 10.000 inversores a los que vendió hormigas criadas en falsos viveros a un precio exagerado, informaron hoy los medios locales.

Wang Zhendong vendió hormigas procedentes de sus inexistentes viveros hasta lograr ganancias de 3.000 millones de yuanes (387 millones de dólares, 295 millones de euros) entre 2002 y 2005.

El "timo de la hormiga" se valió del uso en la medicina china de estos insectos que, cuando alcanzan su madurez, suelen incluirse en brebajes y en algunas variedades de té o vino.

Aunque su precio puede alcanzar los 26 dólares por caja, según la televisión nacional de China (CCTV), Wang incrementó su precio hasta los 1.290 dólares y ofrecía beneficios de hasta más del 60 por ciento de la inversión.

El rotativo "Beijing News" precisó que, al comenzar las investigaciones en junio de 2005, más de 10.000 personas habían firmado 100.000 contratos con la compañía fantasma.

Wang, quien aseguró no tener ni idea de cómo criar una hormiga, argumentó en el juicio que desconocía el precio de mercado de este insecto, aunque la estafa le permitió gastar 798 millones de yuanes en pagar sus deudas y hacer préstamos a otros allegados.

Según la agencia estatal Xinhua, uno de los inversores llegó a suicidarse al descubrir que había sido timado, y sólo 10 millones de yuanes procedentes del fraude han sido recuperados hasta el momento.

Otros quince socios del timador han sido condenados a penas de entre cinco y 10 años de prisión y sancionados con multas de entre 100.000 y 500.000 yuan.

Las falsas inversiones y las estafas piramidales se han convertido en moneda de cambio de la nueva China abierta al capitalismo.