Concepción: "Espero que la afición tenga una alegría con gol de Nino"

Alberto Artiles Castellano
ALBERTO ARTILES CASTELLANO

La situación clasificatoria, además de la motivación por vencer al otro equipo representativo de las Islas, debe suponer, a juicio de Miguel Concepción, arenga suficiente para lograr un triunfo en un clásico que, según el presidente del Tenerife, no está devaluado a pesar de las penurias deportivas. «No creo que este sea un derbi descafeinado, creo que este clásico está más vivo que nunca», debatió el máximo mandatario blanquiazul, antes de analizar las circunstancias actuales de los dos oponentes. «Nosotros llegamos al partido tras un mal arranque de la temporada y Las Palmas no, aunque últimamente no ande muy bien. Espero que sea un partido que nos sirva para despertar definitivamente», deseó Concepción, sabedor también de la estocada que suele suponer para el derrotado. «Este choque suele dejar tocado al que pierde, pero esa circunstancia no me la planteo en estos momentos. Deseo que este encuentro nos sirva para pagar la deuda que tenemos pendiente con nuestra afición. Para ello es necesario que la plantilla responda a las expectativas, que los jugadores se entreguen y que muestren todo su potencial», espetó el dirigente, que arengará a sus futbolistas bajando al vestuario poco antes de que comience el encuentro. Cuestionado por un augurio, su homólogo Miguel Ángel Ramírez aventuró conformarse con un 0-1. El mandamás tinerfeñista también considera que será un partido marcado por la incertidumbre y el sufrimiento, aunque teñido de blanquiazul. «Creo que será un encuentro que sacaremos adelante, no tengo duda. En mis cinco años de presidente nunca he perdido un derbi, he vivido tres empates y tres victorias. Ahora deseo que la racha continúe con el cuarto triunfo contra Las Palmas. ¿Un resultado? No me atrevo. Sé que la UD saldrá a por todas. Por mi parte, creo que debemos una alegría a la afición. Con gol de Nino», apostilló. Renuncia al pasillo. «Como cualquier presidente creo que a todos nos gustaría que nos hiciesen el pasillo en la última jornada de liga, porque eso diría que somos campeones». Las estadísticas, salvo remontada utópica, no posibilitarán que Las Palmas pueda hacerle el pasillo al Tenerife en el mismo partido, pero con el Gran Canaria de escenario, como Concepción soñó en verano. «Lo dije sin maldad, aunque si ofendía a alguien, pido disculpas. Repito que lo dije sanamente, lo pensaba así y así lo expresé. Aunque ya les aseguro que no habrá pasillo para mi equipo en Gran Canaria en el final de liga. Tampoco me gustaría que se sacase la frase de contexto”, se excusó el optimista presidente. «No se me pasa por la cabeza el descenso», dijo antes de anunciar entre dos y tres fichajes en los próximos días para evitar el descalabro, y tras ratificar su confianza en el entrenador, Juan Carlos Mandía, exigiéndole triunfos inmediatos, empezando por el derbi.