Coalición Canaria y Partido Socialista Canario vetarán el debate de la moratoria turística de Gran Canaria

Almudena Sánchez
ALMUDENA SÁNCHEZ

José Miguel Barragán y Manuel Fajardo, portavoces del grupo Nacionalista Canario y Partido Socialista Canario (PSC) respectivamente, votarán en contra si Román Rodríguez, del grupo Mixto, pide meter en el próximo pleno del Parlamento la petición del Cabildo de Gran Canaria para levantar la prohibición de hacer hoteles de cuatro estrellas nuevos. El portavoz del grupo Mixto y consejero del Cabildo de Gran Canaria anunció la semana pasada que pediría en la Junta de Portavoces debatir el día 11 la derogación parcial de la Ley de Modernización y Rehabilitación Turistíca. Y esto ha generado inquietud en los grupos que apoyan al Gobierno autonómico.

Tanto el cabildo grancanario como Rodríguez y el grupo del Partido Popular (PP) defienden que se levante la prohibición de que en Gran Canaria se construyan hoteles de cuatro estrellas de nueva planta establecida en la mencionada ley. Así pues, Barragán y Fajardo se reunieron con Román Rodríguez para adelantarle que si sigue en pie su propósito no les quedará otro remedio que votar en contra. Los portavoces trataron de convencer a Rodríguez de que evitara tener que votar en la junta a base de recordarle que «las negociaciones con el Gobierno central continúan abiertas. Así que deberíamos saber algo más antes de tramitar la iniciativa».

Barragán aludía a las conversaciones mantenidas con el Ministerio de Industria, Comercio y Turismo con el fin de evitar que éste recurra la ley turística recién aprobada.

Fajardo, por su parte, planteó al portavoz del grupo Mixto la posibilidad de retrasar la petición hasta el siguiente pleno, a finales de mes, puesto que «ahí ya sabremos algo más».

El portavoz de los diputados socialistas le pidió que lo «meditara», aunque reconoció que la reunión terminó sin que el también presidente de Nueva Canarias (NC) dijera que hará hoy al final. De todos modos, José Miguel Barragán dijo claramente que «no vemos adecuado plantear ahora el debate». Pero los dirigentes nacionalista y socialista no sólo se enfrentarán a Román Rodríguez. La portavoz del grupo Popular, Australia Navarro, anunció su intención de hacer piña y presionar para que la iniciativa del cabildo se lleve al próximo pleno.