Citröen: la familia sigue DS sigue creciendo

JUAN CARLOS DE FELIPE

Citroën amplía la saga DS con la aparición del DS4, un vehículo de lo más especial cuyo precio parte desde los 20.300 euros. La novedosa silueta de coupé sobreelevado de cuatro puertas hacen de este automóvil un alarde de dinamismo y exclusividad. Su compacidad se mezcla con la polivalencia y la habitabilidad de una berlina.

Desde el primer vistazo al frontal, el coche afirma su lugar dentro de la nueva línea de la marca francesa. La ubicación del logo DSen el capó y sus líneas luminosas visibles tanto de día como de noche, le otorgan un carácter exclusivo.

Su perfil, en el que destaca una cintura cromada alrededor de los cristales laterales oscuros, está modelado por unos pasos de rueda musculosos, que ponen de relieve sus anchas ruedas (de hasta 19 pulgadas), y está dominado por un techo tendido que acaba en un alerón estudiado para proporcionar aún más dinamismo.

A semejanza del estilo exterior, el interior del DS4 desprende fuerza, dinamismo y refinamiento. El puesto del conductor es envolvente y los instrumentos, con aros cromados, parecen brotar del salpicadero esculpido con una calidad táctil excepcional, sobre todo gracias a la utilización de un material flexible al tacto.

De igual manera, el habitáculo está dominado por un parabrisas panorámico, que se prolonga en un techo oscuro creando un ambiente luminoso y de fuertes contrastes.

MOTORES

Para su lanzamiento, el nuevo Citroën se ofrece con tres motores diesel Euro V, equipados de serie con un filtro de partículas: el HDi 90, el HDi 110 (en versión e-HDi), y el HDi 160.

Por su parte, en el apartado de gasolina, el modelo DS4 también dispone de un trío de propulsores Euro V, desarrollado en cooperación con BMW: VTi 120, THP 155 y el nuevo THP de 200 caballos. La última versión, fabricada con la mecánica 1.600, proporciona unas prestaciones y un agrado de conducción de alto nivel gracias a su potencia y a su par motor máximo. Sus emisiones de CO2 se sitúan en sólo 149 gr/km. Todos estos motores están dotados de cajas de cambios de seis velocidades, tanto manuales como manuales pilotadas.

El Citroën DS4 fue distinguido hace unos meses con el premio Coche más bonito del año por más de sesenta mil internautas procedentes de 62 países. Junto a este importante reconocimiento del gran público, un jurado constituido para la ocasión compuesto por personalidades del mundo del diseño, el deporte, la cultura y los medios de comunicación, concedió al modelo el galardón al interior más bello.

Este segundo trofeo supone una recompensa a la calidad y el refinamiento de este vehículo en concreto y, de un modo global, a toda la línea del modelo de la marca francesa. Esta familia DS vive en 2011 un gran momento, ya que al lanzamiento del DS4 se sumará la del modelo DS5. Además, la marca francesa trabaja en la versión descapotable del DS3.

Este último inauguró en 2010 la gama, que es la punta del iceberg del cambio que experimenta el fabricante galo desde hace unos años. Esta apuesta parece muy acertada visto el éxito de un vehículo caracterizado por su creatividad, estilo, calidad y diseño.