Cinco emprendedores visitan Silicon Valley y la Universidad de San Diego para desarrollar sus ideas de negocio

29/04/2010

Cinco emprendedores visitaron recientemente Silicon Valley y la Universidad de San Diego para mantener reuniones de trabajo con empresas punteras y diversos centros de investigación para conocer de primera mano la actividad que desarrollan y ayudarles a enfocar sus ideas de negocio a una escala global.

LatIPnet, una empresa creada en 2007 en Silicon Valley dedicada a identificar valor en innovación para convertirlo en rendimiento económico, fue la encargada de organizar esta semana de intenso trabajo en la que los emprendedores visitaron empresas como Intel; TechBa (Technology Business Accelerator); Montgomery & Hansen LLP; y la oficina que maneja la propiedad intelectual de la Universidad de Standford, Office of Technology Licensing (OTL).

Asimismo, visitaron varios centros de investigación como Hopkins Marine Station de la Universidad de Standford; Moterrey Bay Aquarium Research Institute (MBARI); Scripps Institution of Oceanography; y Synthetic Genomics.

Esta actividad se enmarca dentro de un proyecto impulsado por la Fundación Universitaria de Las Palmas (FULP) y el Vicerrectorado de Investigación, Desarrollo e Innovación de la ULPGC, financiado por el Servicio Canario de Empleo y el Fondo Social Europeo, para promover la creación de empresas procedentes de grupos de investigación de la ULPGC.

Los cinco emprendedores afirman que este viaje les ha servido para “ver cómo se trabaja en EE.UU. en general y en Silicon Valley en particular”. Una de las emprendedoras, Leidia Martel, cuyo proyecto ‘Mnemosina’ es una plataforma de software para ayudar a los pacientes de Alzheimer y su entorno, asegura que lo que más le llamó la atención es que “las personas están dispuestas a conocer tu idea sin importar qué puesto ocupen en la empresa”, algo que a su juicio “en España se hace complicado ya que es difícil hablar con responsables de un empresa y te ves obligado a dar numerosos pasos antes de llegar a ellos”.

Por su parte, Jonathan García, está desarrollando una idea de negocio que consiste en aplicar los datos y conocimientos obtenidos en la investigación que realiza el Instituto Canario de Ciencias Marinas sobre la reproducción de caballitos de mar y aplicarlo a la creación de una empresa, ‘Canariaquarium’, encargada de su reproducción y comercialización para su uso en repoblación y acuarios domésticos.

Para él la experiencia en EE.UU. fue muy positiva porque visitó tres institutos de investigación marinos (Scripps Institution, Hopkins Marine, MBARI) y entabló contacto con personal de los acuarios de San Diego y Monterrey que reproducen otras especies de caballitos distintas. “Pude compartir conocimientos con profesionales que también trabajan con caballitos, lo que hace que esta experiencia tenga mucho valor para nuestra empresa”, añade.

Asimismo, destaca “la inyección de moral recibida a la hora de crear empresas a partir de ideas, ya que vimos ejemplos de organizaciones como TechBA o CONNECT que estudian ideas procedentes de estudiantes de la universidad y cómo se les apoya económicamente para que se lleven a cabo”.

Carlos Roselló es otro de los emprendedores que pudo vivir esta experiencia que le ha ayudado a calibrar el ambiente de negocios y la forma de fomentarlos. “Volvemos con la convicción de que si quieres, puedes”. Su proyecto empresarial ‘SBR Tech’ ofrece tecnología y consultoría especializada en reforestación de los fondos oceánicos.

Otra de las ideas de negocio ‘Resuelvo mis problemas’, promovida por Rosa Pérez, se dedica a desarrollar un juego para niños de edades entre los 7 y los 12 años, cuya eficacia radica en el aprendizaje y práctica de la resolución de conflictos de manera divertida.

Ella añade que las visitas realizadas han sido muy importantes para evaluar las presentaciones y corregir errores. “Personalmente, me di cuenta de algunas cuestiones que debía corregir para llevar a cabo presentaciones más exitosas, como así sucedió días después en Canadá”.

Por su formación fueron especialmente significativas las visitas y presentaciones que realizaron al despacho de abogados Montgomery & Hansen, así como a la Oficina de Patentes de la Universidad de Stanford. También fue muy significativa la visita a la Universidad de San Diego”, explica.

Alejandro Makol tiene como idea de negocio ‘GIA Acuicultura’, una spin off surgida a través de un grupo de investigación de la ULPGC que ofrece servicios de consultoría y diagnóstico para empresas de acuicultura.

Makol también afirma que “poder conocer de primera mano cómo es la forma de entender la creación de una nueva empresa en USA, especialmente en Silicon Valley, ha sido algo espectacular”. Asegura que esta experiencia ha sido muy positiva porque nos permite tener una visión global de los futuros negocios. A veces no crees que es posible, pero con un poco de ayuda y con mucho ánimo, esa barrera que nos auto imponemos acaba desapareciendo”.