CC y PSOE se embroncan

22/05/2007

El candidato de CC a la alcaldía de Las Palmas de Gran Canaria, José Carlos Mauricio, dio ayer un sonoro portazo a cualquier acuerdo con el PSOE para gobernar Canarias tras el 27-M. «Primero les vamos a poner en su sitio aquí y luego iremos a la confrontación en Madrid», adelantó.

Mauricio cree que el candidato del PSC a la presidencia del Gobierno autónomo, Juan Fernando López Aguilar, ha superado los límites de la crítica política para entrar en el insulto y la descalificación contra CC, lo que hace inviable cualquier colaboración posterior.

«Se dedica a llamarnos basura, dice que ha venido a echarnos, con el espíritu de un coronel colonialista que viene a matar nativos insurrectos», señala, "y nosotros no estamos dispuestos a soportar insultos de ningún majadero».

Mauricio también calificó de «afrenta» el discurso de José Luis Rodríguez Zapatero en el mitin socialista del pasado sábado. «Si el PSOE quiere confrontación la va a tener», aseguró, «a mí, desde luego, el cuerpo me pide guerra».

Frente a la tendencia nacionalista a pactar en Canarias con la fuerza que gobierne en el Estado, Mauricio mantiene una tesis distinta. «En Madrid hay que pactar con el Gobierno si te necesita matemáticamente», expuso, «si no, hay que endurecer la posición para que te tomen en serio, y eso es lo que haremos».

Descartada una alianza con el PSC, Mauricio dejó claro que laprimera opción de CC será gobernar en minoría con el apoyo externo del PP hasta las elecciones generales de marzo de 2008.

«Si el PP nos apoya desde fuera, mejor, y si no , veremos», dijo, «pero lo que está claro es que con el PSOE ni hablaremos».

Mauricio se mostró convencido de que el PSC, aunque gane en votos, no tiene ninguna posibilidad de gobernar Canarias. «Al día siguiente de las elecciones vamos a llamar a Montilla -presidente socialista de la Generalitat de Cataluña- para preguntarle qué se hace cuando eres la segunda fuerza y nos dírá: pacta con la tercera para echar a la primera, que es lo que él hizo», ironizó.

El candidato nacionalista a la alcaldía capitalina vaticinó que tras el «batacazo» que a su juicio se va a dar López Aguilar, el PSC tendrá que hacer un congreso antes de las generales, para poner orden interno.

«Y ya se sabe que a él lo van a mandar a Caracas de embajador, ya verán», dijo, «lo cual es una buena noticia para Canarias pero una crueldad para él, que tendrá que aguantar a Hugo Chávez», apostilló.

Mauricio cree que manteniendo el Gobierno de Canarias y endureciendo la posición en Madrid, CC «en tres o cuatro años recuperará la posición de fuerza» que tuvo en la anterior legislatura en el Congreso.