CC promete un nuevo contrato social para redistribuir la riqueza generada

14/05/2007

Coalición Canaria ha prometido poner en marcha un nuevo contrato social que contribuya a redistribuir la riqueza generada en los últimos catorce años en Canarias tras la creación de esta formación nacionalista.

Así lo afirmaron hoy los candidatos José Carlos Mauricio, Manuel Lobo y Mar Julios, quienes protagonizaron un acto en el Auditorio Alfredo Kraus de la capital grancanaria.

Mauricio, aspirante a la Alcaldía de Las Palmas de Gran Canaria, expuso que una de las preocupaciones de la Unión Europea es la creciente desigualdad de entre sus ciudadanos y entre las rentas más altas y las más bajas.

Canarias, prosiguió, ha pasado en catorce años de ingresar 10.000 euros por habitante y año a 20.000, lo que supone duplicar la cifra y contar con el presupuesto necesario para abordar un programa de avance social más profundo, algo que ratificó también en calidad de consejero de Economía del Gobierno canario.

Mauricio criticó los programas que no se basan en datos reales que avalen su viabilidad, como el presentado, dijo, por la candidata socialista Ségol?ne Royal, que al ser preguntada por el coste de sus propuestas quedó demostrado que Francia no las podía asumir.

Aseguró que en la actualidad se tiende a presentar programas "sin fundamento", pero las medidas de CC están "cuantificadas, estudiadas y son posibles", garantizó.

Detalló que en Canarias el 20 por ciento de la población es rica, el 60 es de clase media y el 20 por ciento restante pobre, aunque un 5 por ciento padece pobreza muy severa, por lo que el contrato social propone medidas para "reducir al mínimo la pobreza en Canarias".

Uno de los objetivos será luchar por los empleos fijos, pues la mayoría de los 800.000 que se han generado en los últimos años son temporales, añadió.

Las medidas que promoverán la fijeza del empleo serán la reforma laboral emprendida por el Gobierno central y el nuevo Régimen Económico y Fiscal de Canarias, que beneficia el pago de salarios de empleos fijos, apuntó.

Mar Julios, candidata al Parlamento por Gran Canaria, destacó la importancia que tendrá en el nuevo contrato social la aprobación de la reforma del Estatuto de Autonomía, pues permitirá que Canarias tenga reconocidas sus particularidades en España, tal como las tiene en Europa a través de su estatus de Región Ultraperiférica.

El Estatuto permitirá, explicó, modular la política y la legislación y asegurar una financiación estatal "como mínimo en función de su población" de Canarias, así como evitar pasar por aguas internacionales cuando se viaja entre Gran Canaria y Tenerife.

Además del empleo, destacó como fundamentales las medidas en el ámbito educativo tendentes a acabar con el fracaso escolar y a mejorar la formación profesional.

La vivienda, la atención integral de la familia, las políticas de igualdad y la Sanidad también forman parte del programa nacionalista.

En el ámbito sanitario, manifestó que las próximas elecciones parece que son a consejero de Sanidad en vez de a presidente de la comunidad, pues los candidatos ofrecen acabar con las listas de espera "en dos días".

Por ello, pidió ser "serios", pues de ser así preguntó cómo las comunidades gobernadas por el PP y el PSOE también tienen listas de espera.

Julios pidió un gran pacto por la Sanidad estatal similar al que se firmó en Toledo por el sistema público de pensiones.

El candidato al Cabildo de Gran Canaria, Manuel Lobo, agregó por su parte que las políticas sociales son la asignatura pendiente de la institución insular y propuso propiciar un "auténtico giro".

Lobo prometió un plan de inversiones para definir el destino de los recursos, pues aseguró que "hay dinero, pero no se ha invertido", pues la actual corporación ha preferido grandes despachos con aire acondicionado que centros de día, apostilló.

Además, prometió eficacia en la gestión, pues el Cabildo es un "mastodonte" en el que entra un papel y pasados ocho meses, "si no le sigues la pista no sabes a donde ha ido a parar".