Telde

'Caso Faycán': Un millón en comisiones

10/02/2009

El juez del caso Faycán concluye en el auto con el que da carpetazo a la instrucción que el ex alcalde Francisco Valido, los ex ediles del PP, Antonia Torres y Carmelo Oliva, y el interventor municipal, Enrique Orts, idearon una trama ilegal para financiar al PP, pero el dinero acabó en sus bolsillos. Llegaron a moverse casi un millón de euros en comisiones ilegales en tres años.

La presunta trama de corrupción municipal que investiga el llamado caso Faycán tenía un núcleo duro. El juez Francisco Javier García sitúa al frente de la orquesta al ex alcalde por el PP, Francisco Valido Sánchez, quien en supuesta connivencia con la ex edil de Obras, María Antonia Torres, el ex de Hacienda, Carmelo Oliva, y el interventor municipal, Enrique Orts, hoy en día apartado provisionalmente de sus funciones, pergeñó un sistema que tenía por cometido inicial la financiación ilícita del PP en el periodo 2003-2006, pero que, como admite el propio magistrado en un auto con el que cierra la instrucción, derivó en una trama para pasar el dinero obtenido a los bolsillos, al «peculio privado», de los cabecillas, de varios ex concejales como María del Carmen Castellano, del ex asesor Francisco Gordillo, y de 2 técnicos municipales, Jorge Rodríguez y Esteban Cabrera. Se llegaron a percibir casi un millón de euros en comisiones ilegales.

Tres años de instrucción.

Francisco Javier García llega a esas conclusiones en el auto del 6 de febrero pasado con el que pasa las diligencias previas del sumario a procedimiento abreviado, lo que en la práctica equivale a cerrar la instrucción tras más de tres años de investigación y, de paso, viene a confirmar los plazos que ya avanzó este periódico. El juez disecciona la supuesta trama para el cobro de comisiones ilegales en un escrito de 24 páginas en el que detalla el modus operandi y justifica los indicios de los que dispone para procesar a 38 personas frente a los 47 imputados que llegó a contabilizarse. Ahora pasan a ser procesados, según, entre otras, la sentencia 828/2008 del Supremo.

En esencia, la clave de la trama estaba en la alteración del sistema de pagos del consistorio. Con el concurso imprescindible del interventor municipal, marido a su vez de Torres, que actuó de facto como tesorero, el gobierno de Valido se saltó el orden de pagos que fija la ley y creó supuestamente un nuevo sistema que facilitaba adelantar los abonos a las empresas que el juez llama de confianza y a las que se les solían adjudicar obras por procedimiento negociado y sin publicidad en contratos que no superaban los 60.000 euros a cambio de comisiones que oscilaban entre el 6 y el 20%. El ex asesor de Torres, Francisco Gordillo, alertaba a la empresa de cuándo iba a cobrar para que así hiciese su aportación. Y en otros casos, como con Mazotti, se le pasaba antes el pliego.

Con el auto del día 6 el juez del caso Faycán da traslado de todas las actuaciones al Ministerio Fiscal y a las acusaciones personadas para que en un plazo de 10 días presenten sus escritos de calificaciones. Empieza la cuenta atrás para el juicio.

Clave, la ferretería.

Por lo que aparece en el auto, la trama llegó a manejar casi un millón de euros en comisiones ilegales. La empresa que supuestamente más aportaba a la causa era la ferretería de Las Huesas (Felipe y Nicolás Ojeda), que daba un 20%. En total, aportó 269.050 euros. El Grupo Europa repartió 240.000 euros, Mazotti hizo un pago único de 180.000 y Dragados, otro de 60.000. El resto aparece muy fraccionado.