'Caso Amorós', según el PSOE la investigación constata prácticas ilegales de fondos públicos

27/09/2006

El portavoz del grupo Socialista, Francisco Hernández Spínola, indicó hoy que la comisión que investiga la gestión de Alberto Amorós al frente de la Dirección General del Tesoro, ha constatado que se llevaban a cabo prácticas "viciosas, inmorales e ilegales" en la gestión de los fondos públicos.

Spínola, junto con el portavoz del grupo en esa comisión,José Alcaraz, aseguró en rueda de prensa que su grupo exigirá las responsabilidades políticas necesarias por esa gestión y anunció que volverán a solicitar nuevas comparecencias, entre ellos la del propio Amorós y la del portavoz de Gobierno, Miguel Becerra.

El portavoz socialista afirmó que las comparecencias de esta última semana junto con la documentación remitida a la comisión han dado un giro a la investigación y han puesto al descubierto la existencia de una "trama" en los manejos de los fondos públicos.

En su opinión, se ha llegado a utilizar la mentira para explicar la existencia de determinados contratos ya que se argumentaba que su firma había sido gratuita cuando en realidad algunos de ellos, como el realizado con una consultora para definir las áreas de la Dirección General, costaron 470.000 euros de fondos públicos.

Además recordó que también se contrató con otra empresa la realización de una nueva aplicación informática por 48.000 euros que nunca llegó a ponerse en marcha y consideró un despilfarro de dinero público los 30.000 euros que se pagó a un hotel de lujo del sur de Tenerife por la organización de un seminario y la contratación de un grupo musical para amenizar una velada.

Hernández Spínola afirmó que se firmaban contratos sin control administrativa, que según la Audiencia de Cuentas, tenían un excesivo coste y se mostró convencido de que había un "fondo de reptiles" que pagaban los bancos y que era el director general el que decidía su disposición.

El portavoz socialista se preguntó cómo se atreve el presidente del Gobierno, Adán Martín, a asegurar que no faltó ni un euro en la gestión de la Dirección general y señaló que le preguntará si mantiene esta afirmación después del despilfarro que se ha constatado.

Hernández Spínola no quiso adelantar si su grupo pedirá la comparecencia en la comisión de investigación del presidente del Gobierno, que durante parte de la gestión de Alberto Amorós fue consejero de Economía y Hacienda, y subrayó que exigirán las máximas responsabilidades.

El diputado José Alcaraz consideró que la comisión está poniendo de manifiesto como se trabajaba en la Dirección General y como funcionaban lo que denominó "sus circuitos paralelos" y adelantó que la comisión abrirá a partir de la próxima semana una fase nueva con el requerimientos de nuevas comparecencias y documentación.

Alcaraz señaló que es evidente que el convenio suscrito entre los bancos y la Dirección General del Tesoro no era patrocinador ni generoso y subrayó que por el contrario, el Gobierno depositaba un gran volumen de depósitos en ellos que le eran rentables a las entidades bancarias pero no a la comunidad autónoma.

"Hay un circuito que lo único que pretende es escapar del control público y no está visado por nadie" dijo Alcaraz, quién aseguró que su grupo llegará "hasta el fondo" de este asunto y confió en que ningún otro grupo quiera "darle carpetazo".