Casi 16.000 lanzaroteños con más de 65 años

El censo lanzaroteño cuenta ya con cerca de 16.000 vecinos con un mínimo de 65 años de edad, según recuento del Centro de Datos del Cabildo, en base a datos tomados del último estudio sobre el padrón a cargo del Instituto Nacional de Estadística (INE). O lo que es lo mismo, este sector poblacional ya supone el 10,9% de todo el cupo de residentes en Lanzarote, con lo que se demuestra que cada vez está más envejecida la población insular, a causa de que ha bajado el nivel de rotación de habitantes.

Sigue siendo en estas fechas el municipio de Haría donde hay mayor proporción de personas con más de 65 años de edad, al ser estos casi 970 residentes, de un total de menos de 5.000 vecinos, suponiendo algo más del 20,3% del censo municipal, según figura en el informe del Centro de Datos del Cabildo.

El contrapunto al ámbito norteño, en el apartado porcentual, lo ponen Yaiza, con algo menos de 1.480 mayores, que son poco más del 9,3% del censo sureño; y San Bartolomé, con casi 1.760 vecinos de más de 65 años, que suponen algo menos del 9,6% de todo el recuento poblacional en este municipio, con Playa Honda como ejemplo de localidad donde la edad media está por debajo de la estimación global de Lanzarote.

Del resto, es en Arrecife donde se ronda la cota del 9,9%, con algo más de 5.600 vecinos con un mínimo de 65 primaveras a su espaldas. Tías, con unos 2.600 residentes de más de 65; Teguise, con más de 2.450; y Tinajo, con poco más de 700, suman porcentajes por arriba del nivel medio calibrado en Lanzarote. En el caso sureño, suponen el 13% del censo, mientras que en Teguise suponen cerca del 11,5%y en Tinajo suponen sobre el 12,3%.

Se da la circunstancia de que en esta última estimación, centrada en valores datados durante 2015, se dobla con creces la cifra de personas de gozar de la clásica jubilación con respecto a los recuentos oficiales que se manejaron a finales del pasado milenio y comienzos de la actual centuria. Sirva decir, a modo de ejemplo, que en 1999 se sumaban entre los siete municipios lanzaroteños poco más de 7.000 residentes con una edad por encima de los 65 años.