Carrovelas en Agüimes como gancho deportivo y turístico

ETIQUETAS:

Un curso de iniciación de 20 minutos es suficiente para poder embarcarse en el carrovelas, modalidad sencilla, similar a la vela ligera pero que aprovecha la fuerza del viento en tierra. El Ayuntamiento de Agüimes ha firmado un convenio con Canary Wind para crear la primera escuela de la Isla, abierta a todas las edades y que pretende atraer al turista amante de este deporte.  
 

Arinaga se consolida como una de las localidades que más y mejor explota uno de sus recursos naturales: el viento. En esta ocasión lo hace con el respaldo del Ayuntamiento de Agüimes a  Canary Wind, a quien cede durante 4 meses el Parque Urbano de Arinaga para implantar  la primera escuela de vela en tierra que se crea en la isla, desde el 18 de agosto.


«Es una modalidad de ocio y deportiva que pueden practicar desde niños a personas de la tercera edad, e incluso los carros están adaptados para personas con diversidad funcional como los invidentes», explica el director de la escuela y presidente de la Asociación Canaria de Carrovelas, Viento en Popa, Javier López.
Además de introducir el deporte en los centros escolares y de los amantes del deporte y ocio en general,  la intención de la escuela es atraer a los miles de turistas que visitan Gran Canaria anualmente y que practican este deporte en su país de origen. «De los millones de turistas que nos visitaron el año pasado, la mayor parte provienen de 16 países donde se practica este deporte y ahora lo pueden venir a poner en práctica en Arinaga», explica el también monitor de vela.
Canary Wind, que pretende que Gran Canaria entre en el circuito nacional de competiciones, ha establecido una carta de precios apta para todos los bolsillos que van desde el alquiler por 6 euros para cursos extraescolares, a los 8 de menores o los 11 euros de un adulto. El curso de iniciación, de unos 20 minutos, cuesta 20 euros y es imprescindible para poder practicar este deporte. Los cursos avanzados tienen dos niveles y un coste de 45 a 50 euros y de 75 minutos. También hay bonos para estudiantes y familias numerosas. En todo momento están asistidos por monitores.
López recalca que este deporte es muy sencillo y depende del grado de destreza y coordinación de la persona. Indica que puede convertirse en un referente al ser inocuo, al aire libre, ecológico o sin ruidos, y que los carrovelas, de una y dos plazas, tienen un volante, que cumple la misma misión que la caña del barco, y el cabo de escota, para la vela.