Cáritas reduce y cierra servicios y da de baja a 17 trabajadores

30/12/2010

Cáritas Diocesana de Canarias anuncia el cierre o la reducción de programas y la baja laboral de 17 de sus empleados. Entre otros cierra el proyecto de comedor, duchas y lavanderías los sábados y días festivos, excepto los domingos, que seguirá abierto. Esta es una de las medidas que ha anunciado este jueves la organización con sede en la avenida de Escaleritas de Las Palmas de Gran Canaria para afrontar el recorte drástico de sus ingresos.

Sólo el dinero no ingresado por la institución de ayudas concedidas en el año 2010 y anteriores por las administraciones públicas y entidades privadas suma 844.453 euros. Además ya prevé recortes en los ingresos previstos en 2011 y teme "que estos recortes continúen en aumento, de forma progresiva, en los próximos años".

Cáritas cierra también los proyectos Actívate y Quevetic, que atiende en la calle a personas sin hogar, y el centro de atención a la mujer Malena, en el barrio de Jinámar.

Estos y otros recortes en los conlleva el despido de siete trabajadores y diez bajas laborales por finalización de contrato, según informa en el comunicado.

Cáritas reclama la colaboración de las administraciones a las que pide "que apuesten por la inversión social como línea básica y central". También solicita a las ONG, movimientos, coordinadoras, medios de comunicación y agentes sociales "que en esta situación de desamparo y fragilidad sigan apostando por asegurar todos los derechos de las personas".

Y por último alude a los ciudadanos a los que solicita  "su colaboración y compromiso por la justicia, necesarios para tener un mundo más justo".