Las Palmas de Gran Canaria

Cáritas atendió tantas emergencias sociales como el ayuntamiento en 2012

30/05/2013

Los servicios sociales municipales aportaron ayudas de especial necesidad a un total de 3.510 personas durante el año pasado, una cifra similar a los 3.525 casos gestionados por Cáritas en el mismo ejercicio. El Ayuntamiento calcula que al final del presente año, el aumento alcanzará el 47%.

La demanda de ayudas de emergencia social en la capital grancanaria se dispara a un ritmo galopante. El Ayuntamiento calcula para este año un aumento del 47% en el número de usuarios que se acogerán al sistema de auxilio social respecto a los 3.510 casos registrado en 2012, lo que supondrá que el número de aportaciones crezca hasta los 5.151 casos.

Durante el año 2010, el sistema municipal despachó 1.835 de estas ayudas, lo que significa que se ha registrado un aumento del 180,7% en apenas un trienio.

La aportación de ayudas de emergencia a «personas o familias en situaciones de riesgo o fragilidad social con ingresos económicos insuficientes» es similar en número a las registradas por Cáritas Diocesana en la ciudad, la mayor organización no gubernamental de atención a los sectores más frágiles de la población. La memoria de Cáritas presentada hace apenas una semana por el obispo de la diócesis, Francisco Cases, cifra en 3.525 el número de  familias atendidas en parroquias de la capital grancanaria durante el año pasado.

De mantenerse la proporción, la suma de ambos centros de atención social superará con creces los 10.000 casos de emergencia social al final del presente año en la capital grancanaria.

El Ayuntamiento dispone de un crédito inicial de 1,5 millones de euros para este capítulo de «atenciones benéficas o asistenciales» en el presupuesto de 2013, pero en abril ya se había gastado un total de 1.025.471,19 euros, según los datos expuestos por el portavoz municipal del PP, Ángel Sabroso, en el pleno del miércoles.

Esa cantidad tendrá que duplicarse hasta final de año; el propio Sabroso explicó al pleno que no habrá «limitaciones presupuestarias para responder a estas peticiones», y cifra en poco más de 3 millones el gasto ya previsto hasta diciembre. Cada solicitante percibe entre 400 y 1.000 euros, con un máximo de dos veces al año.