Cancelan un concierto de Luis Eduardo Aute al venderse sólo 70 de 890 butacas

EFE

Un concierto del cantautor Luis Eduardo Aute inicialmente previsto para este sábado en el Palau de Altea ha sido cancelado después de que solamente se vendieran 70 de las 890 localidades puestas a la venta.

La empresa Búho Management, que representa al artista, afirma que la decisión de suspender el concierto ha sido adoptada unilateralmente por el ayuntamiento alicantino, del que depende el Palau, mientras que éste último lo atribuye a una firma intermediaria, Oí Producciones.

La concejal de Cultura de Altea, Marga Riera, ha explicado a Efe que, a causa de la actual crisis económica, el concierto de Aute ha sido organizado con el denominado modelo "a taquilla", por el que la empresa promotora asume todos los gastos de la actuación sin coste alguno para las arcas municipales y, a cambio, se embolsa íntegramente el dinero por la venta de localidades.

Sin embargo, ha añadido que hasta el momento se habían vendido únicamente 70 de las 890 butacas disponibles a un precio de 26 euros, lo que suma 1.820 euros.

Según Riera, Oí Producciones les comunicó la pasada semana que querían cancelar el concierto porque, al parecer, no llegaban a cubrir los gastos.

"Nosotros no hemos suspendido nada puesto que es la empresa intermediaria quien comunica al ayuntamiento que quiere suspender el concierto", ha incidido la concejal.

Por su parte, fuentes de Búho han confirmado a Efe que para la actuación en Altea les representaba Oí Producciones aunque, en todo caso, han asegurado que ni ellos ni la intermediaria son los responsables de la cancelación.

En un comunicado, Búho comunica que ha puesto este asunto en manos de sus servicios jurídicos para estudiar "cómo proceder" y lamenta "profundamente el desconcierto y las molestias que haya podido originar al público todo este asunto", y reiteran que son "totalmente ajenos" al mismo.

Asimismo, un responsable de "Oí Producciones", Manuel Robles, ha manifestado a Efe que hace unos días había trasladado al Ayuntamiento que estudiaban la posibilidad de la cancelación por la "demora en la venta de entradas", aunque no habían llegado a tomar ninguna decisión.

Por ello, Robles cree que ha podido haber "precipitación" por parte de la concejal de Cultura al tomar una determinación "sin el consenso con la otra parte".

En todo caso, a las 70 personas que habían comprado una entrada se les devolverá el importe por el mismo canal por el que la adquirieron.