Canarias tendrá cinco áreas restringidas a la navegación de buques

27/10/2006

El consejero de Medio Ambiente y Ordenación Territorial, Domingo Berriel, anunció que el 31 de diciembre entrará en vigor la declaración de las islas como Zona Marina de Especial Sensibilidad, que conlleva el establecimiento de cinco áreas restringidas para la navegación.

Así lo anunció el consejero en comisión parlamentaria, en la que informó de que también antes de fin de año se pondrá en marcha el Plan Específico de Contingencias por Contaminación Marina Accidental de Canarias (Pecmar), para lo que actualmente el Ministerio de Fomento procede a implantar sistemas de seguimiento de las zonas de tránsito de buques.

Domingo Berriel dijo que con la implantación de ambas iniciativas "se ha logrado un avance en la protección de las aguas ante el riesgo de contaminación". Tras la entrada en vigor la Zona Marina de Especial Sensibilidad, declaración que sólo tienen otras diez áreas marinas en el mundo, aparecerá esta consideración como aviso a navegantes en las cartas náuticas, así como las áreas restringidas para la navegación.

También los buques en tránsito por los pasillos habilitados o con destino a un puerto canario deberán comunicarse con el Centro de Coordinación de Salvamento de Las Palmas o Tenerife a la entrada y salida. Asimismo deberán notificar cualquier incidencia en la navegación y mantener una escucha permanente, añadió Berriel.

En cuanto al Pecmar, dijo el consejero que con este programa se dar respuesta a la necesidad de Canarias de tener un instrumento de respuesta a una posible emergencia por contaminación marina accidental en sus costas. En el programa se define y coordina la actuación de las administraciones públicas e instituciones privadas con el objetivo de tener el máximo rendimiento en caso de lucha contra la contaminación en el mar.

Indicó Berriel que petroleros "de la más dispar seguridad" y buques con cargas peligrosas forman "parte del paisaje de la navegación más allá de las doce millas de las costas de Canarias, principalmente cerca de Gran Canaria, Lanzarote y Fuerteventura".

Berriel cuantificó en unos 1.500 los buques de transporte de productos petrolíferos que circulan cada año por la zona, lo que revela el peligro potencial de vertidos controlados o accidentales al que está sometido el Archipiélago. La proximidad de Canarias a las grandes rutas de tráfico marítimo supone igualmente un mayor riesgo de contaminación marina provocada por los continuos vertidos deliberados de hidrocarburos, líquidos contaminantes y basuras desde los buques que navegan por las islas, como parte del proceso de lavado de los tanques en alta mar para eliminar los residuos, agregó.

Añadió el consejero que Canarias que como consecuencia del elevado tráfico naviero que soportan las islas hay una cantidad de sustancias "potencialmente peligrosas" para el mar y las costas.

Al respecto, se refirió al transporte de crudos desde la costa occidental africana, y en concreto desde puertos "a menudo denunciados por su falta de control" en cuanto a la seguridad, a lo que se suma el tráfico local de productos derivados del petróleo transformados en Tenerife y distribuidos al resto de islas y a algunos puertos marroquíes.