ENTREVISTA/ JOSÉ CORONADO

"Canarias se está convirtiendo en un gran plató universal"

01/12/2014

— En Fuego interpreta a un hombre castigado por la violencia etarra en un papel muy difícil debido a los matices, ¿como llegó hasta éste?

— Ciertamente era complicado, pero también se trataba de un bombón dentro de una historia muy potente. Al leerla, me tiré de cabeza a por ella, ya que es una de esas historias que me aportan mucho personal y profesionalmente. También creo que da mucho al espectador. Van a ver un thriller que engancha desde el primer momento, en torno a la historia de este hombre, Carlos, pero a la vez descubrirán que el odio no lleva a ningún lado, no soluciona nada.

— Usted es padre. Este rodaje trata sobre la relación entre un padre y su hija, tras vivir una tragedia en forma de atentado. ¿Le hizo sentir algo especial?

— Ver esta película se puede convertir en un ejercicio de reflexión personal. ¿Qué haríamos cada uno de nosotros si una banda terrorista mata a nuestra mujer y deja a nuestra hija sin piernas? Yo me lo planteé y eso es una de las conclusiones que saco tras hacer la película. Me congratulo de que en la sociedad en la que vivimos nadie actúe como Carlos, buscando la venganza personal por encima de todas las cosas. Y eso me hace sentirme orgulloso de nuestro país y de nuestra sociedad.

— Luis Marías, el director, guionista y productor de la cinta se refiere a la misma como «su película». ¿Cómo es esa relación a la hora de rodar?

— Pues es una maravilla y quizás es la única forma de meterte en la piel de este personaje tan especial. Corres el riesgo de poder pasarte o quedarte corto, pero teniendo a un director que tiene todo tan claro, sólo debes dejarte llevar de la mano y aportar todo de tu parte para que ,desde dentro, con contención, se sienta el dolor que Carlos siente consigo mismo.

— En esta película transmite una complicidad muy especial con un gran actor, Gorka Zufiaurre, que además sufre síndrome de down, ¿Qué destacaría de esa parte de la cinta?

— Bueno, antes que nada, hay destacar que Gorka es un grandísimo actor, con una sensibilidad muy especial y que sabe sacar todo el partido, tanto de su personaje, como de las interrelaciones que él mismo mantiene con los demás integrantes de la cinta. Recuerdo que, al conocernos, se preocupaba por tratarme muy bien, porque tenía en mente lo que sucede en un momento dado de la película. Eso nos hizo mucha gracia. Para mí, ha sido un honor trabajar con él.

—Bueno, en breve le tendremos por Las Palmas de Gran Canaria rodando 100 años de Perdón, ¿Nos puede contar algo de la película?

— Calpasoro y yo llevamos años intentando trabajar juntos. Por una cuestión de agendas y situaciones diversas, nunca nos poníamos de acuerdo. Cuando él se hizo cargo de este guión ,enseguida me llamó. Pensábamos que nos pasaría lo de siempre, ya que, además, actualmente me encuentro inmerso de lleno en la grabación de la segunda temporada de El Príncipe. Pero me pidió que leyera un papel en concreto, el coronel Mellizo, negociador que intermedia en este atraco a un banco, permitiéndome rodar todas mis escenas en Las Palmas de Gran Canaria. Encima, en una tierra tan maravillosa, que se está convirtiendo en el plató natural universal por su excelencia. No pude decir que no. Además, me va a encantar pasar unos días en vuestra tierra, donde, aparte de trabajar, me escaparé a descubrir parte de la isla y su gastronomía.

— La película tiene un reparto de lujo, con Luis Tosar, Raúl Arévalo y Telecinco Cinema detrás. Eso es un valor añadido, porque se están convirtiendo en garantía de calidad y éxito como pasó con Lo Imposible, Tadeo Jones, o más recientemente, El Niño, también rodada en gran parte en Gran Canaria. ¿Espera un éxito similar con 100 años de perdón?

— Telecinco Cinema y Mediaset son duros de convencer para levantar un proyecto, pero cuando creen en el mismo, se lanzan por completo a apoyarlo y venderlo, siendo en eso, actualmente, los mejores de España. Además, de verdad creo que esta película tiene muchos ingredientes para que se convierta en un auténtico fenómeno durante el 2015.

— Acaba de recibir el premio Ondas por El Príncipe. ¿Qué nos puede contar sobre esta segunda temporada, que veremos el año próximo?

— Sabes que este trabajo lo único que me ha dado son alegrías. Cuando en su momento trabajábamos en el mismo, no pensábamos, ni por asomo, que se iba a convertir en lo que conocemos hoy. Y estoy muy orgulloso de esta segunda y última temporada, porque es importante que sepan todos que no habrá una tercera. Hasta aquí llegarán las aventuras de estos personajes. En muchas ocasiones, las televisiones quieren estirar el chicle de las series de televisión, sin saber darles el final que merecen o que deben. Estos últimos 16 episodios que veremos contienen muertes, giros de guion, cambios de personajes, y muchas sorpresas que espero sean del agrado para todos los espectadores.