Canarias recibirá 2 millones de turistas menos este año

Las patronales turísticas de Canarias advirtieron ayer de que si no se toman medidas el Archipiélago perderá este año 2 millones de turistas, lo que supondrá un recorte de ingresos de 1.500 millones de euros, además de 50.000 empleos. Reducir a cero las tasas aeroportuarias y aplicar descuentos del 50% en los vuelos a turistas son algunas medidas propuestas.

Los representantes de las cuatro patronales turísticas de Canarias calificaron ayer de «dramática» la situación del sector, que atraviesa la peor crisis de su historia.

Hasta la fecha Canarias ha perdido un 15% de turistas y la previsión es que el sector concluya 2009 con dos millones de visitantes menos. Una caída que supondrá un recorte de los ingresos turísticos de entre 1.300 y 1.500 euros y que se traducirá en la pérdida de entre 30.000 y 50.000 empleos, según estiman las patronales, que aseguran que la situación «roza lo dramático».

El presidente de la Federación de Hostelería y Turismo de Las Palmas (Feht), Fernando Fraile, explicó ayer que las previsiones responden a los datos de vuelos y ocupación que manejan las patronales. En este sentido, indicó que el número de vuelos se ha reducido de forma paulatina desde febrero, hasta alcanzar un porcentaje de entre un 20% y un 30%, según la isla. En cuanto a la ocupación, no se alcanzará el 50% de media salvo en agosto, cuando se podría alcanzar el 60%.

En este contexto, los representantes de la patronal plantearon la necesidad de «tomar medidas urgentes y drásticas» dirigidas a mejorar la conectividad de Canarias. Entre ellas, abogaron por reducir a cero las tasas aeroportuarias. Según explicó Fraile, el recorte de un 15% a un 30% anunciado por el presidente del Gobierno de Canarias, Paulino Rivero, es «insuficiente».

«Bajar un 15% las tasas aeroportuarias supone un descenso de 1,50 euros. Para un turista que paga un paquete de 450 euros el ahorro es prácticamente nulo», señaló el presidenet de la patronal de Tenerife (Ashotel), José Fernando Cabrera.

Otra de las medidas estrella pasa por aplicar un descuento del 50%, igual que el de los residentes canarios, en las tarifas aéreas de los turistas extranjeros y nacionales que vuelen desde la Península al Archipiélago. Fernando Fraile apuntó ayer que el coste de esta medida podría ascender a 300 millones de euros, una cifra «bastante inferior» a los 4.000 millones de euros que supone para el Estado el desempleo de las Islas. «Éstas son las medidas más importantes. Vuelos, vuelos y vuelos, ya que sin aviones no tenemos turistas y necesitamos turistas para empezar a remontar», indicó Fraile.

La elevada competencia dificulta la salida a la crisis.

El presidente de la FEHT, Fernando Fraile, aseguró ayer que la actual crisis es «peor» a la de finales de los 80 porque ahora se suma al recorte del consumo una gran competencia de destinos.

El presidente de la Federación de Hostelería y Turismo de Las Palmas (FEHT), Fernando Fraile, aseguró ayer que la crisis que atraviesa el sector actualmente es peor a la que se vivió entre los años 1987 y 1989. Según explicó Fraile, aunque aquella crisis fue dura la diferencia con la actual estriba en la gran competencia que existe actualmente. «Antes estábamos prácticamente sólos en invierno pero ahora al recorte del consumo se unen la gran cantidad de destinos competidores que hay», manifestó Fraile. Finalmente, indicó que mientras antes Canarias recibía entre 5 y 6 millones de turistas para 300.000 plazas, ahora hay 600.000 plazas para 12 millones.

Fernando Fraile, por su parte, se refirió a la línea ICO para la renovación de los complejos turísticos y consideró la necesidad de reducir las garantías que solicitan los bancos para hacerla efectiva. En este sentido, el presidente de la patronal turística de Tenerife (Ashotel), José Fernando Cabrera, apuntó la necesidad de que el Estado disponga de una línea ICO que facilite la renovación de las empresas canarias. Según apuntó Cabrera, los primeros fondos ICO aprobados en este sentido ascendieron a 400 millones de euros y se destinaron fundamentalmente a Baleares y Cataluña. «Ahora pedimos que los fondos se destinen para Canarias», señaló.

José Fernando Cabrera aseguró que sólo el turismo sacará a Canarias de la crisis. «Tenemos que luchar todos por este sector. Su mejora será una vía para salir del desastre social», concluyó.