Canarias no acepta crear ni aumentar la capacidad de los centros de retención

08/09/2006

El consejero de Presidencia y Justicia del Gobierno canario, José Miguel Ruano, dijo hoy que Canarias no acepta que se creen nuevos centros de retención de inmigrantes en las islas ni que se amplíen los actuales, ubicados en El Matorral (Fuerteventura) y Los Rodeos (Tenerife).

ETIQUETAS:

José Miguel Ruano manifestó que desde que se produjo la primera "crisis" con la llegada masiva de cayucos a las costas canarias procedentes de Mauritania el Gobierno canario planteó que se trata de una cuestión de Estado y no de solidaridad.

Explicó que en los centros de retención de Canarias había 1.500 personas cuando en 2002 se produjo en el Congreso de los Diputados un acuerdo sobre los centros de retención, y comentó que en la actualidad hay unos 8.000.

Entiende que desde marzo de este año se ha producido una situación de "emergencia" y se han abierto centros de retención "en teoría provisionales" en Los Rodeos (Tenerife) y en La Isleta (Gran Canaria), pero criticó que se hayan convertido "en casi definitivos, lo cual incumple el acuerdo del Congreso de los Diputados".

José Miguel Ruano insistió en que una vez que los inmigrantes son atendidos judicialmente "ya están en condiciones" de ser internados en cualquier centro durante 40 día, por lo que estimó que sería lógico que en la actual situación muchas de estas personas que están en Canarias sean trasladadas a la Península Ibérica.

El consejero de Presidencia y Justicia del Gobierno canario reiteró que el Ejecutivo regional "no admite" que se proyecte aumentar los centros de retención de El Matorral y Los Rodeos, ni que se construya otro en Lanzarote.

La capacidad de Canarias está "al límite", aseguró José Miguel Ruano, quien se mostró convencido de que si se tratase de un territorio continuo los inmigrantes serían trasladados a otra provincia.

José Miguel Ruano puso como ejemplo lo ocurrido el martes en el centro de internamiento de El Matorral, donde, según declaró el comisario jefe de la Policía Nacional en Puerto del Rosario, Jesús Redondo, un inmigrante de origen subsahariano causó un "inusual" incidente al pretender cenar en dos ocasiones, lo que originó que cuatro agentes policiales sufrieran "lesiones leves".

El consejero señaló que ese hecho es una expresión de lo que ocurre en un centro en el que hay pocos policías para atender a muchos inmigrantes.

Por ello pidió que el fenómeno migratorio se visualice como una cuestión de Estado y no de solidaridad con Canarias, pues consideró "inaceptable que el aislamiento y la lejanía" del continente permitan la estanqueidad del problema.

Manifestó que los traslados a la Península deben producirse igual que cuando hubo problemas en Ceuta y Melilla y "lógicamente" se evacuaron inmigrantes a centros del sur peninsular.

También opinó que las repatriaciones no funcionan con Senegal, y de este modo si antes se producía un "alivio ahora ni siquiera se puede prolongar la asistencia porque la llegada es tan grande que no hay capacidad para albergar" inmigrantes.

Además, se refirió en especial a la situación en las islas de El Hierro y La Gomera, en las que los inmigrantes tienen que ser atendidos judicialmente pero para ello se precisan centros en los que puedan ser albergados durante al menos dos noches.

Criticó que en ambas islas hay instalaciones militares casi vacías y no se utilizan para albergar a los inmigrantes.

Comentó que el 1 de junio de este año hubo un problema cuando los ocupantes de un cayuco que llegó a El Hierro fueron trasladados a Santa Cruz de Tenerife y los jueces se declararon incompetentes para atenderles por un problema de jurisdicción territorial.

Ese eso José Miguel Ruano dijo que se lo advirtió al Ministerio de Interior para que se tomasen medidas como ubicar un centro provisional en El Hierro, pero aseguró que no ha recibido respuesta.

El consejero considera también "inaceptable" que el polideportivo de Valverde (El Hierro) sea utilizado como centro de tránsito de inmigrantes cuando "debería estar para el uso del público" y mientras hay un cuartel militar vacío.