Canarias lidera un proyecto que implica al turismo en conservar los cetáceos

17/03/2017

Las dos universidades públicas de Canarias han reunido hoy a científicos de todos los archipiélagos de la Macaronesia con el objetivo de lanzar un proyecto que les ponga a la cabeza mundial en conservación de los cetáceos, implicando para ello también al sector turístico.

Esta red de transferencia de conocimientos sobre los cetáceos en esta zona del Atlántico Medio, denominada Marcet, cuenta con financiación europea a través de los fondos Interreg e involucra a instituciones públicas y privadas de Cabo Verde, Senegal y los archipiélagos portugueses de Azores y Madeira, además de Canarias.

Su coordinador es el catedrático de Veterinaria de la Universidad de Las Palmas de Gran Canaria Antonio Fernández, considerado como una de las principales autoridades en materia de cetáceos y promotor de los estudios que llevaron hace años a que se prohibiera internacionalmente el uso militar del sonar en Canarias, por los daños que ocasiona a los zifios y otros mamíferos marinos.

Antonio Fernández ha recordado hoy en la presentación de esta iniciativa de que un tercio de todas las especies de cetáceos conocidas en el mundo habitan en los archipiélagos de la Macaronesia o pasan regularmente por ellos en sus rutas migratorias.

"Canarias es uno de los pocos lugares del mundo donde puedes salir al mar con casi un cien por cien de certeza de que podrás ver cetáceos y, seguramente, de más de una especie", ha resumido.

Este catedrático y otro de los impulsores del proyecto, Ayoze Castro, responsable de Innovación de la Plataforma Oceánica Canaria (Plocan), han subrayado que Marcet surge con la voluntad de estimular la colaboración científica entre España, Portugal, Cabo Verde y Senegal en todo lo que tiene que ver con los cetáceos, sus hábitats, sus problemas de salud o las razones por las que varan.

Pero da un paso más allá respecto a otros proyectos de colaboración científica e involucra a la iniciativa privada, para volcar todos sus conocimientos sobre estos mamíferos en el desarrollo de modelos de aprovechamiento turístico de esta riqueza natural, con servicios de avistamiento respetuosos y sostenibles.

Fernández ha subrayado que es la primera vez que él se involucra en un proyecto con ese enfoque de colaboración con el turismo, porque considera que puede resultar un estímulo para que Senegal y Cabo Verde conviertan el avistamiento en un recurso económico sostenible, lo que ayudará a que las comunidades locales hagan suyos los objetivos de conservación de los cetáceos.

En esta iniciativa de conservación participan las Universidades de Las Palmas de Gran Canaria y La Laguna, el Centro Tecnológico de Ciencias Marinas, Plocan, Gran Canaria Blue y Loro Parque, por Canarias; el Museo de las Ballenas y el Observatorio Oceánico, por Madeira; la Dirección Regional de Asuntos del Mar, por Azores; la Sociedad Regional de Conservación y la Escuela Interestatal de Medicina y Ciencias, de Senegal; y la Asociación de Biólogos y la Asociación de Conservación Ambiental y Desarrollo Sostenible Bios CV, por Cabo Verde.