Canarias devuelve la atención sanitaria a los inmigrantes

CANARIAS7

Meses después de anunciar la medida como inminente, el Gobierno canario informó este jueves de la entrada en vigor de la orden que devuelve el derecho a la asistencia sanitaria a los inmigrantes que están en situación irregular en las Islas. "Creemos en un sistema sanitario público para toda la población", declaró el consejero de Sanidad.

Jesús Morera convocó este jueves a la prensa para anunciar que las personas que viven en las Islas sin tener regularizada su situación ya podrán, por ejemplo, acudir al médico de un centro de salud. El consejero destacó que con esta nueva regulación, "además de recuperar el derecho a una sanidad universal, pública y gratuita para todos los ciudadanos de las Islas, se elimina el proceso de tramitación fijado para dar cobertura a las personas extranjeras sin recursos residentes en Canarias creado en 2013 como consecuencia de las medidas de austeridad implantadas por el Gobierno central, además de que se simplifican los requisitos que deberán cumplir los beneficiarios".

Morera cifró entre 7.500 y 10.000 los inmigrantes irregulares que se beneficiarán de esta medida en Canarias, un número muy inferior a la estimada en un principio por las ONG. El consejero lamentó en declaraciones a la prensa que el compromiso que asumió en agosto para reponer la asistencia sanitaria a los inmigrantes "haya tardado más de lo deseado", pero indicó que la orden cumple con todos los trámites requeridos para garantizar su legalidad, informó Efe.

Morera habló de una medida "de justicia, de humanidad y de salud pública" y no quiso precisar el coste económico que supondrá porque, en su opinión, lo importante "no es lo que va a costar, sino lo que se va ahorrar". Para poder recibir asistencia, los inmigrantes deberán estar empadronados en las Islas tres meses como mínimo y presentar una solicitud, de manera individual, junto a la documentación establecida al efecto, que será resuelta por la Gerencia de Atención Primaria o de Servicios Sanitarios, que emitirá el documento acreditativo. No será un tarjeta sanitaria plastificada, sino un sustituto de papel en el que vendrá asignado un número de la Seguridad Social. Junto al documento de identidad servirá para recibir, por fin, asistencia sanitaria.