Cae una banda que pirateaba películas de estreno que producía 9.000 copias al día

25/09/2007

La Policía ha detenido en Madrid a los integrantes de un grupo organizado que pirateaba los últimos estrenos cinematográficos y musicales, que producía hasta 9.000 copias diarias, y se ha incautado de material valorado en 155.314 euros.

Según informó hoy la Dirección General de la Policía y la Guardia Civil, los arrestados son cuatro de origen iraní, pakistaní, boliviano y bangladeshí.

En la operación se han intervenido 76 grabadoras y más de 8.500 copias de películas y discos en formato DVD y CD.

La operación, denominada "Caviar", ha sido realizada por el Grupo de Delitos contra la Propiedad Intelectual e Industrial de la UDEV Central, en colaboración con el Grupo VIII de la Brigada Provincial de Policía Judicial de Madrid y la Unidad Integral de Distrito de Puente de Vallecas, de la Policía Municipal de Madrid.

Los detenidos, identificados como L.B., de 43 años, y origen iraní; M.Q.E.A., pakistaní de 31 años; V.S.A., boliviano de 27 años y S.S. de 21 años y bangladeshí, estaban siendo investigados desde hace meses.

Según las mismas fuentes, los detenidos constituían una organización perfectamente estructurada con un claro reparto de funciones.

Así, cada uno de los domicilios registrados se empleaba para una actividad distinta dentro del proceso de producción y comercialización de los CD y DVD falsificados.

En un domicilio de Móstoles L.B. llevaba a cabo la preparación y guillotinado de las carátulas.

En un piso de Madrid, M.Q.E.A. y V.S.A. copiaban los discos y después trasladaban el material hasta el otro inmueble de la capital, en donde S.S. ensamblaba la carátula, el disco y la funda, y los vendía posteriormente a los "mochileros".

Entre el material intervenido, que ha sido valorado por la Comisión Antipiratería del Ministerio de Cultura en 155.314 euros, hay 76 grabadoras de discos ópticos ensambladas en 9 torres de grabación; 2.539 DVD-R grabados con diferentes títulos de películas de estreno; 5.979 CD-R grabados con las ultimas novedades musicales; dos guillotinas (una de ellas industrial) y 10.000 copias de carátulas.

La operación continua abierta, por lo que no se descartan nuevas detenciones.