Cabildos y ayuntamientos ceden al Gobierno la mitad del incremento del IGIC

EFE

El Gobierno de Canarias, los cabildos y los ayuntamientos alcanzaron este martes un acuerdo por el que las corporaciones insulares y locales cederán al ejecutivo hasta 2016 la mitad de los ingresos que les corresponderían por el incremento en dos puntos del Impuesto General Indirecto Canario, con el fin de que la comunidad autónoma lo destine a financiar la sanidad, la educación y los servicios sociales.

El acuerdo, que contó con la abstención del Cabildo de Gran Canaria, fue alcanzado en una reunión entre miembros del Gobierno, entre ellos su presidente, Paulino Rivero, y las ejecutivas de la Federación Canaria de Islas (Fecai) y la Federación Canaria de Municipios (Fecam).

Este nuevo reparto fiscal se produce después de que el Gobierno de Canarias decidiera subir el IGIC del 5 al 7 por ciento para compensar el recorte de financiación del Estado.

El ejecutivo en principio pretendía que esos nuevos ingresos, unos 236 millones de euros anuales, se destinaran íntegramente para que la comunidad autónoma financiara los servicios públicos de sanidad y educación, pese a que la Ley establece un reparto de los impuestos del REF del 42 por ciento para la Comunidad Autónoma y del 58 por ciento para los cabildos y ayuntamientos.

Finalmente las corporaciones insulares y locales han accedido a ceder durante los años 2012, 2013, 2014 y 2015 la mitad de lo que les correspondería ingresar por esa subida impositiva, debido a la necesidad de fondos para mantener los servicios de sanidad y educación, según explicó tras la reunión la presidenta del Cabildo de La Palma, Guadalupe González Taño.

Para proceder a ese cambio transitorio en el reparto se han establecido unos porcentajes, que supondrán un cambio legal, de tal manera que en 2013 cabildos y ayuntamientos percibirán el 16 por ciento del incremento de tipos, al año siguiente el 25 por ciento, el 35 por ciento en 2015 y en 2016 se alcanzaría de nuevo el 58 por ciento, indicó el consejero de Economía, Hacienda y Seguridad del Gobierno de Canarias, Javier González Ortiz.

El consejero manifestó que respeta pero no entiende la posición del Cabildo de Gran Canaria, la única corporación que no se ha sumado al acuerdo.

La vicepresidenta del Cabildo de Gran Canaria, Rosa Rodríguez, explicó su abstención porque no se ha contado con la opinión de esta corporación en la subida impositiva ni en las negociaciones previas, y además no está de acuerdo con la modificación de la ley de financiación local para cambiar los porcentajes de distribución del REF.

El presidente del Cabildo de Tenerife, Ricardo Melchior, subrayó que los cabildos y ayuntamientos han demostrado una postura muy generosa y solidaria, al ceder al Gobierno de Canarias prácticamente la mitad de la nueva recaudación fiscal por la subida de tipos del IGIC.

En la negociación con cabildos y ayuntamientos, el Gobierno de Canarias finalmente ha renunciado a plantear a las corporaciones que rebajen los salarios de los empleados públicos un 5 por ciento como ha hecho la Comunidad Autónoma, ya que es una decisión de cada institución.

El presidente de la Fecam, Manuel Ramón Plasencia, se mostró satisfecho con el acuerdo porque los problemas de la sanidad y la educación afectan a todos los canarios y subrayó que el acuerdo incluye que el Gobierno garantiza el Fondo Canario de Financiación Municipal.