memoria histórica

Bravo afirma que la apertura del pozo de Tenoya es "un acto de justicia"

28/10/2013

El presidente del Cabildo de Gran Canaria, José Miguel Bravo de Laguna, ha afirmado este lunes que el inicio de la excavación del pozo de Tenoya (Arucas, Gran Canaria) en busca de represaliados del franquismo es "un acto de justicia" y de "reconciliación".

La Asociación de la Memoria Histórica de Arucas (AMHA), que presiden las primas Pino y Balbina Sosa, reclamó que  se abriera en segundo lugar el pozo de Tenoya -de los tres posibles- por la existencia de un testigo directo de que fue utilizado como fosa clandestina en los años de la guerra civil.

 Entre 2008 y 2009 se abrió el pozo del Llano de las Brujas (también en Arucas), donde fueron hallados los cuerpos de 24 hombres. Algunos de ellos fueron identificados gracias al ADN y entregados a sus familias.

Al acto celebrado a los pies de los pilares de uno de los puentes de la cuarta fase de la circunvalación de Las Palmas de Gran Canaria acudió el presidente del Cabildo y el coordinador general de Cultura, Patrimonio Histórico y Museos, Larry Álvarez,  representantes de los partidos de la oposición en la corporación insualr, el alcalde de Arucas, Ángel Victor Torres, además de las primas Sosa y de otros miembros de la asociación de familiares, entre otras personas

Según las catas realizadas, el pozo tiene una profundidad de 31 metros, 28 de los cuales están colmatados con escombros.

La primera fase de la excavación consiste en la retirada de los escombros. Se prevé que el ritmo de progreso de la excavación sea de un metro al día, con lo que a finales de noviembre se podría haber llegado al fondo.

Se desconoce a qué altura pueden estar los restos humanos. En el momento de producirse un hallazgo se paralizaría la extracción de escombros.