Bombazo del hospital Doctor Negrín en oncología

10/05/2012

Un estudio del Doctor Negrín demuestra que la radioterapia en altas dosis es eficaz contra el cáncer de mama localmente avanzado y con mal pronóstico. Con esta terapia, se llega a eliminar el tumor y se evita la extirpación del pecho. Se presentó este jueves en el 31 Congreso de la Sociedad Europea de Radiología Terapéutica y Oncología.

Las mujeres afectadas de cáncer de mama en estado avanzado, con mal pronóstico y que no responden a la quimioterapia ni a la terapia hormonal, tienen la alternativa de la radioterapia de altas dosis, una opción que además las salva de la extirpación de la mama. Así lo demuestra un estudio realizado por el equipo de investigadores del Hospital Universitario de Gran Canaria Doctor Negrín, que se dio a conocer ayer a nivel internacionalen el marco del 31.º Congreso de la Sociedad Europea de Radiología Terapéutica y Oncología  en Barcelona y que reúne a 6.000 especialistas de todo el mundo.


Pedro Lara, jefe del servicio de Radioterapia Oncológica del hospital grancanario, explicó ayer que la investigación se desarrolló entre 1991 y  2010 y que durante nueve años se realizó un seguimiento y control de las pacientes beneficiarias de esta nueva terapia. 184 mujeres con cáncer de mama localmente avanzado que no respondían al tratamiento sistémico, se sometieron a una radioterapia intensiva, que consistió en radiarse dos veces por semana durante 7 semanas seguidas, a un 15% más de radiación de lo habitual. Los resultados fueron «muy positivos» y abrían unas «magníficas posibilidades en el campo del tratamiento de esta patología», destaca el experto.