BMW. X1: El modelo perfecto para las Islas Canarias

Gracias a Vemotor pudimos probar las excelencias de su suv compacto que se adapta a la orografía del archipiélago, haciendo gala de su versatilidad

J.C.F.

El segmento de los SUV compactos empezó de forma casi anecdótica. Con el paso del tiempo se ha ido consolidando y ahora casi todas las marcas, incluidas las premium, cuentan con representación. En el caso de BMW, la firma alemana apuesta firme por el atractivo X1. Aunque se trata del menor de la familia, no por ello se encuentra menos preparado, ni mucho menos. Podríamos decir que, por sus cualidades, nos encontramos ante un vehículo perfecto para rodar por el Archipiélago. Gracias a Vemotor Canarias, concesionario oficial de BMW y Mini para la provincia de Las Palmas, hemos comprobado de primera mano las excelencias del X1 20d. De entrada es imposible no reconocer sus genes, aunque sea el primero de la saga de todoterrenos que opta por las nuevas señas de identidad del fabricante en el frontal del coche.

En nuestra prueba hemos podido conducir la versión 20d xDrive con caja de cambios automática Steptronic, una combinación que nos ha gustado muchísimo y que podemos calificarla como de ideal para la orografía de las Islas.

La gama de motorizaciones del BMW X1 es ya conocida en otros modelos de la marca. La componen tres propulsores turbodiésel y uno de gasolina. Este último se trata de un motor de seis cilindros en línea con tres litros de cilindrada y 258 caballos de potencia.

Por su parte, la oferta turbodiésel comienza con el 18d, que anuncia 143 caballos de potencia. El siguiente en el escalafón es el 20d, de 177 caballos. Estos dos propulsores están dotados de turbocompresor de geometría variable e inyección directa. Por su parte, en lo más alto de la oferta se encuentra el 23d, con 204 caballos, inyectores piezoeléctricos y turbo con tecnología Twin Power. En todos los motores de serie, el BMW X1 cuenta con el denominado paquete EfficientDynamics. Éste incluye una aerodinámica optimizada, la recuperación de energía en las frenadas, la bomba eléctrica de combustible y el compresor desacoplable del climatizador. Además, en los propulsores dotados de caja de cambios manual, encontramos el sistema Stop/Start. Todas estas medidas, junto con una eficiencia destacable de las mecánicas, traen como resultado unos consumos homologados considerablemente bajos.

La plataforma del pequeño de la Serie X se basa en la del Serie 3 Touring. Con esto se ha conseguido lograr un interior muy habitable sin renunciar a una buena capacidad de maletero. Y todo ello en 4,45 metros de longitud, es decir ocho centímetros menos que un Serie 3 Touring y doce centímetros menos que el BMW X3.

Bajo nuestro de punto de vista, el puesto de conducción es otro de los lujos de este X1. Prácticamente resulta muy similar al de un turismo e incluso su acceso parece casi idéntico, con lo que se gana en dinamismo.