Betancuria abandona la organización de las fiestas de La Peña

03/09/2016

El plan de seguridad de las fiestas de La Peña ha roto la ya de por sí maltrecha paz entre el Ayuntamiento de Betancuria y el Cabildo. El Consistorio deja la coorganización porque la corporación insular le exige elaborar un plan de seguridad propio para aquellos actos que quiera incluir en el programa.

El Ayuntamiento de Betancuria da un puñetazo en la mesa y abandona la organización de las fiestas de la patrona insular, que se celebran el tercer fin de semana de septiembre. Así lo ha asegura el alcalde, Marcelino Cerdeña, tras «las continuas trabas» puestas por parte de los responsables del Cabildo. La principal razón del plantón radica en que el Cabildo le exige al Consistorio la redacción de un plan de emergencias propio si quiere organizar actos por su cuenta. «Nos quedamos como colaboradores, cumplimos con nuestra obligación de autorizar la ubicación de los ventorrillos porque es competencia municipal, también con la limpieza, y colaboramos en la medida de nuestras posibilidades con efectivos de la Policía Local», señaló el alcalde.

El Ayuntamiento de Betancuria entiende que el plan de seguridad debe hacerlo el Cabildo, incluyendo dentro del mismo los actos organizados por el Consistorio. Sin embargo, el planteamiento transmitido por el Cabildo es que, si el Ayuntamiento quiere organizar eventos, debe elaborar su propio plan de seguridad y sufragar el coste, una exigencia por la que los responsables del Consistorio no están dispuestos a pasar. «Llevamos años intentando recuperar las fiestas y dinamizarlas un poco más con la lucha canaria y los juegos tradicionales, pero la verdad es que solo hemos encontrado impedimentos por parte del Cabildo. El plan de seguridad del Cabildo no incluía estos actos, ni la muestra de ganado que queríamos recuperar este año y, ante esa sintonía, nos mantenemos al margen. Colaboramos, pero no organizamos», añadió el alcalde.

A día de hoy el desconocimiento del programa en el Ayuntamiento es tal que sus responsables políticos no saben si se van a realizar actos como la lucha canaria o la muestra de deportes autóctonos, incluidos en ediciones anteriores de las fiestas bajo la organización municipal.

«Seguir el ejemplo de Lanzarote». El Ayuntamiento se halla inmerso en la elaboración de «una estructura de las fiestas de La Peña» para próximas ediciones con la esperanza de que su financiación pueda entrar en próximos presupuestos. El Consistorio quiere organizar «la totalidad del programa de las fiestas, pero con la partida presupuestaria correspondiente, como hacen en Lanzarote con la festividad de Los Dolores», señala el alcalde Marcelino Cerdeña. Por tanto, el problema es fundamentalmente económico y lo que se demanda es que el Cabildo aporte la financiación necesaria al Consistorio de Betancuria, cuyo presupuesto es escaso, para organizar la fiesta.