Berasarte: «Ahora trabajo más, pero por menos dinero»

María Berasarte está acostumbrada a mantener el favor del público y el respeto de sus colegas de profesión. Algo que no resulta sencillo si se piensa que es vasca y sus dos pasiones musicales son el fado y el flamenco. Hoy se presenta en el Cicca, donde repasará los temas de su primer disco y adelantará canciones de su segundo trabajo.

Luisa del Rosario
LUISA DEL ROSARIO

Cuando la crisis comenzaba a sacar su peor cara, la guipuzcoana María Berasarte presentaba al mundo su primer disco: Todas las horas son viejas. Un trabajo en el que rompía con el tradicional nexo entre el fado y Portugal, pues Berasarte canta en español. «Al principio es difícil, pero bueno, una va mostrándose en cada trabajo», afirma la cantante en conversación telefónica.

Ahora, tocando fondo la economía, Berasarte se atreve con un segundo registro en el que amplía su abanico estilístico. «Nunca se sabe cuándo es el momento», dice la cantante en referencia a si es un buen o mal año para estrenar disco. «Yo tengo la fe de que a cada uno nos llega nuestro momento, independientemente de lo que sucede. La crisis nos está afectando a todos, pero los artistas estamos acostumbrados a estar en crisis y tenemos una herramienta muy importante para sobrellevarla, la música», añade. De hecho, continúa, «yo estoy trabajando más que antes, aunque por menos [dinero]».

Lo que sí ha cambiado en el mundo de la música son los riesgos que se está dispuesto a asumir desde la producción. Se toca más en salas pequeñas «porque no queda otra», dice Berasarte. Aunque también es cierto que «hay auditorios en los que te sientes a gusto y pequeñas salas que son un desastre». Con todo, explica, «se nota la diferencia. Ahora, aunque puedes trabajar mucho porque estas de moda, no se puede arriesgar tanto. Creo que son momentos de reflexión, en el sentido de que hay cosas que se han ido de madre. Mucha gente empezaba en sitios pequeños y, siendo buenísima, parecía que no existían. Ahora todos nos damos cuenta de que en esta profesión hay que estar con el público. Hay que poner las cosas fáciles para ir Canarias o a donde sea si hay publico porque trabajamos para ellos. Esto es vocacional, hay que hacerlo en un auditorio grande, en un teatro o donde sea».

Y será en el Cicca, en un concierto titulado La noche del fado, aunque habrá sorpresas.