Bento y Tavío se suman a la batalla por el liderazgo del PP

07/02/2017
ETIQUETAS:

El exdelegado del Gobierno, Enrique Hernández Bento, y la vicesecretaria insular del PP tinerfeño, Cristina Tavío, anunciarán entre este martes y mañana sus candidaturas a la presidencia del partido en las Islas. Con Juan José Cardona, ya son tres los aspirantes a destronar a Asier Antona en marzo.

La batalla por hacerse con el liderazgo del PP canario tiene cada vez más frentes abiertos. Si a finales de enero era el exalcalde de Las Palmas de Gran Canaria, Juan José Cardona, el primero en oficializar su candidatura a la presidencia regional del partido, esta semana son Enrique Hernández Bento y Cristina Tavío quienes haciendo buenos los pronósticos van a confirmar que saltan también al campo de juego para disputar el puesto a Asier Antona.

Está previsto que la vicesecretaria del PP tinerfeño anuncie su candidatura este martes mismo, mientras que el exdelegado del Gobierno en Canarias lo hará mañana, antes en todo caso del 18 Congreso Nacional que los populares van a celebrar el próximo fin de semana en Madrid. Antona, que accedió a la presidencia del PP canario en abril de 2016 tras la renuncia de José Manuel Soria por su vinculación con los papeles de Panamá, aspira también a renovar el cargo aunque no va a hacer oficial su candidatura hasta como pronto la segunda quincena de febrero, una vez que el partido reafirme a Mariano Rajoy como líder nacional.

Canarias se convierte así, con cuatro candidatos -sin descartar que pueda haber alguno más- en la autonomía donde más disputado estará el liderazgo del PP, que se va a solventar en el congreso regional previsto para los días 17,18 y 19 de marzo. En Baleares, donde también hay una pugna importante por la dirección regional del partido, se espera que sean tres los candidatos, mientras que en resto de las comunidades serán dos o uno solo.

Las diferentes corrientes del sector crítico que representan Cardona, Hernández Bento y Tavío tienen como motivación común apartar a Asier Antona de la dirección del PP canario, al que acusan de «continuismo» en la forma de gestionar que marcó el mandato de Soria, y buscan dar un giro de timón a la manera en la que ha venido funcionando el partido durante los últimos veinte años. Las voces discordantes con el actual presidente regional reclaman dar voz a todas las islas y más diálogo interno.