Las Palmas de Gran Canaria

Ben Magec denuncia ante el TSJC la obra de El Confital

16/02/2008

La federación Ben Magec denunció ayer que las obras que se están ejecutando en El Confital son ilegales porque «carecen de figura urbanística que las ampare, alteran el sustrato físico de la playa y no tienen en cuenta los valores naturales y culturales del paraje». El asunto está ya en Fiscalía.

Los ecologistas han decidido acudir al Tribunal Superior de Justicia de Canarias por entender que parte de las obras que la Dirección General de Costas está acometiendo en la zona de El Confital atenta contra el Texto Refundido de las Leyes de Ordenación del Territorio de Canarias y de Espacios Naturales de Canarias por usar cemento en este espacio, cuando el artículo 61 determina que «sólo podrán autorizarse, cuando no están expresamente prohibidas por la legislación sectorial o el planeamiento, usos y obras de nueva implantación de carácter provisional y realizadas con materiales fácilmente desmontables».

Desde la federación ecologista se asegura que siguiendo este criterio sí podría permitirse la instalación del paseo peatonal que se está haciendo con maderas pero no del cemento que se está usando en las obras.

Asimismo, denunciaron que se están vertiendo los áridos extraídos de la orilla para construir la avenida y los solariums en la zona de rodadura del Bien de Interés Cultural Cueva de Los Canarios, «donde hemos podido sorprendernos con el importante hallazgo una duna fosilizada e indicios fósiles de actividad humana precolonial».

El otro argumento en que basan los ecologistas su denuncia es el supuesto incumplimiento del Código Penal, en concreto lo referido a los Delitos Contra los Recursos Naturales y el Medio Ambiente de la Ley Orgánica 10/1995, de 23 de noviembre. En su nota, la federación Ben Magec-Ecologistas en Acción alega que «el proyecto promovido por José Fernández, director general de Costas, incumple el artículo 325, al estar construyendo sin base a ninguna figura urbanística ni territorial que siga el curso administrativo correspondiente para que no se hayan cometido irregularidades y que por tanto se esta cometiendo una ilegalidad».

Además, desde Ben Magec se asegura que el Ayuntamiento rompió «de manera unilateral el acuerdo alcanzado para detener cualquier obra en El Confital hasta que se realizaran los pertinentes estudios arqueológicos y paleontológicos y se promoviera un proceso de participación ciudadana que decidiera qué hacer en el paraje».

La Isleta, contra las obras.

El Foro por La Isleta ha hecho una llamada a la movilización ciudadana para evitar que las obras de la Dirección General de Costas del Ministerio de Medio Ambiente degrade El Confital. La primera acción será una reunión que tendrá lugar el próximo jueves 21 a las 19.30 horas en el Instituto de Enseñanza Secundaria Tony Gallardo - en la Nueva Isleta, en el inicio de la subida al barrio de Las Coloradas- donde se trazará el calendario de actuaciones pidiendo la inclusión de El Confital en el Paisaje Natural Protegido de La Isleta, el estudio científico de la playa y la inmediata paralización de las obras que ejecuta la Dirección de Costas.

No a crear Las Canteras II.

Desde la federación Ben Magec-Ecologistas en Acción se recuerda que la petición de mantener El Confital libre de construcciones se remonta a los primeros años de la democracia y que lo que se haga en este espacio de importante calado natural y cultural sólo guardará coherencia bajo una visión de conjunto con el Frente Marítimo y como resultado de un proceso de participación que tome en cuenta a la ciudadanía.

«El Confital, la última playa sin urbanizar de nuestra ciudad y con tan altos valores ecológicos y patrimoniales no puede responder a los viejos patrones masificadores y convertirse en Las Canteras II», explican los ecologistas en una nota, «El Confital esta cargado de historia y necesita de una respuesta institucional coherente que tomen en consideración lo que piden los vecinos desde hace ya más de veinticinco años. Son estos asuntos los que ponen en tela de juicio la verdadera voluntad para escuchar a la ciudadanía. Además, la relación con el medio natural implica la calidad de vida de nuestras generaciones presentes y futuras, y es aquí donde se demuestra si la apuesta por la sostenibilidad del Ayuntamiento de Las Palmas de Gran Canaria y la Dirección general de Costas es real o no. Rogamos a estas instituciones que se decidan de una vez por todas a tomar en serio la participación ciudadana y la situación ecológica de nuestra ciudad», comenta Tanausú Zumaquero Nuez, miembro de Ben Magec-Ecologistas en Acción y del Foro por La Isleta.