Atención mental se niega a abandonar a los irregulares

14/05/2012

Psiquiatras, enfermeras y auxiliares del equipo de atención mental que trata a personas en exclusión social no dejarán en la estacada a los inmigrantes irregulares. Por «obligación ética y responsabilidad profesional» no acatarán este aspecto del decreto de medidas urgentes para la sostenibilidad del sistema sanitario.

ETIQUETAS:

Entre 25 y 30 enfermos mentales en situación de exclusión social en Las Palmas de Gran Canaria se quedarían sin atención por su condición de inmigrantes sin permiso de residencia, según denuncia el equipo que los atiende. El ajuste sanitario del Gobierno de Mariano Rajoy acaba con las escasas  posibilidades que tiene este colectivo de salir de la exclusión social, según se subraya en un manifiesto.


En el escrito que firman psiquiatras, enfermeros y auxiliares del equipo de Tratamiento Asertivo Comunitario (ETAC), de la red de atención a la salud mental de Gran Canaria, se alerta sobre esta consecuencia del decreto que recorta la atención sanitaria.


Según informa la psiquiatra Petra León, entre 25 y 30 personas en situación de exclusión social que sufren enfermedades mentales graves en Las Palmas de Gran Canaria podrían quedar sin atención médica debido a que se trata de inmigrantes en situación administrativa irregular.


«Trabajamos para sacarlos de la calle», afirmó la psiquiatra, «pero al no ser urgencias, según el decreto, nos quedaríamos sin posibilidad de seguir atendiéndoles».